Damm y sus aliados toman el control del consejo de Pescanova

jueves 12 de septiembre de 2013 16:21 CEST
 

MADRID, 12 sep (Reuters) - El grupo español Pescanova nombró el jueves por mayoría un nuevo consejo de administración controlado por la cervecera Damm y otros accionistas contrarios al anterior presidente, que pretende avanzar en las negociaciones con la banca para salvar a la sociedad de una de las mayores quiebras de la historia de España.

Desde que la sociedad entrase en concurso de acreedores tras detectarse un gran agujero patrimonial y pérdidas millonarias no declaradas que llevaron ante la justicia a varios de sus ejecutivos, la gestión del grupo de alimentos congelados está en manos de un administrador concursal que gestiona el día a día de la empresa.

En la primera junta de accionistas del grupo tras la intervención judicial, accionistas de control contrarios al que fuera presidente y fundador de la compañía recibieron el apoyo del 70,8 por ciento de los votos para formar un nuevo consejo de administración que pretende agilizar las negociaciones con la banca acreedora para reflotar la sociedad, dijo una fuente próxima a los nuevos consejeros.

La propuesta encabezada por Damm - con un 6,2 por ciento del capital - y por Luxempart e Iberfomento, incluye siete consejeros, cuatro de ellos ya presentes en el anterior órgano ejecutivo, incluido José Carceller, el representante de la familia propietaria de la cervecera.

El nuevo consejo pretende designar nuevo presidente a Juan Manuel Urgoti, consejero independiente de Inditex y expresidente de Banco Gallego y que sustituirá al fundador y mayor accionista del grupo (con un 7,5 por ciento del capital), Manuel Fernández Sousa.

"Nuestra propuesta incluía una colaboración estrecha con el administrador concursal y una gran capacidad para negociar con la banca teniendo en cuenta que el respaldo en la junta ha sido del 70 por ciento", explicó la fuente.

El expresidente Sousa está imputado por presuntos delitos de estafa o falsificación de cuentas en una investigación que ya ha desvelado un agujero patrimonial de casi 1.700 millones de euros y una deuda superior a los 3.600 millones de euros según el administrador concursal -la consultora Deloitte-.

El nuevo consejo deberá negociar con sus acreedores en espera de un plan de viabilidad que está preparando PwC y que probablemente incluirá venta de activos o capitalización de deuda con una quita que algunos medios calculan que podría alcanzar hasta el 75 por ciento.

Entre los bancos acreedores de Pescanova destacan Sabadell , Popular,CaixaBank o la nacionalizada NovaGalicia.   Continuación...