Barroso advierte a Europa de que no descarrile su frágil recuperación

miércoles 11 de septiembre de 2013 12:10 CEST
 

Por Claire Davenport

ESTRASBURGO, Francia, 11 sep (Reuters) - El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió el miércoles a la Unión Europea que consolide su frágil recuperación económica incluso aunque la mejoría reduzca la presión para actuar, diciendo que la inestabilidad política sigue siendo el mayor riesgo.

Con motivo de su discurso anual del "Estado de la Unión" ante el Parlamento Europeo en un momento en que la crisis de deuda de la zona euro se ha calmado considerablemente, Durao Barroso advirtió en contra de la complacencia mientras el desempleo está en niveles récord e instó a la "constancia".

"No se equivoquen - no hay manera de volver a la normalidad como la conocíamos", dijo al Parlamento en Estrasburgo. "Algunas personas creen que después de esto todo volverá a ser como era antes. Se equivocan. No vamos a volver a la normalidad "vieja", tenemos que dar forma a una 'nueva' normalidad".

La zona euro volvió a crecer en la primavera de este año después de su recesión más larga provocada por la crisis de deuda y bancaria que casi rompió al bloque de la moneda única.

"La recuperación está a la vista. Esto nos debe impulsar a continuar con nuestros esfuerzos (...) Se lo debemos a nuestros 26 millones de desempleados", dijo. "Con una frágil recuperación, el mayor riesgo a la baja que veo es político".

La presión para tomar medidas duras ha disminuido en Europa desde que el año pasado el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, prometiera hacer lo que hiciera falta para salvar la eurozona.

De Francia a Portugal, las dolorosas reformas exigidas por la Comisión Europea son recibidas con resistencia, mientras los políticos se muestran reacios a afrontar cuestiones como la gestión de bancos insolventes o retar los intereses de los sindicatos.

La inestabilidad en Portugal en julio, cuando el ministro de Finanzas dimitió de manera inesperada, recordó a las autoridades y a los inversores de los peligros de la inestabilidad en el sur de Europa y los retos pendientes para Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre, rescatados los cuatro por la UE.   Continuación...