Sabadell coloca 650 mlns euros en primer tramo de ampliación

martes 10 de septiembre de 2013 09:52 CEST
 

MADRID, 10 sep (Reuters) - Sabadell dijo el martes que ha completado la primera parte de una ampliación de capital por 1.383 millones de euros con la captación de 650 millones de euros en una colocación acelerada.

El número de acciones en esta primera operación asciende a 396,3 millones, de las que 30 millones son acciones propias en autocartera y 366,3 millones de acciones ordinarias de nueva emisión a un precio de 1,64 euros por título, equivalentes a un 10,99 por ciento del capital del banco tras la operación.

El banco dijo el lunes que ya tenía comprometidos 425 millones de euros en esta parte de la operación, que da entrada al inversor financiero colombiano Jaime Gilinski -será el principal accionista del banco con alrededor de 5 por ciento- y al fondo estadounidense Fintech.

En otra nota al supervisor bursátil, el banco catalán dijo que el segundo tramo del aumento de capital, dirigido a los accionistas del grupo, supondrá un 16,66 por ciento del capital postampliación, con la emisión de acciones a 1,10 euros por título.

Los accionistas necesitarán 5 derechos para suscribir 1 acción nueva.

Los descuentos ofrecidos se reflejaban en la cotización del martes, con un descenso del 1,89 por ciento hasta 1,767 euros.

Analistas de Espirito Santo destacan que pese a la dilución para los accionistas, el incremento de acciones permite al grupo aumentar su capital principal en 171 puntos básicos a 11,4 por ciento.

"Permite (al banco) compensar con creces el impacto de 90 puntos básicos por las recientes adquisiciones de Banco Gallego y parte de BMN que según nuestras estimaciones rebajo el ratio de capital (...) al 9,7 por ciento en el tercer trimestre de 2013", dijeron.

El grupo busca reforzar su colchón de recursos en un momento en el que la solvencia se ha convertido en una de las principales prioridades del sector, que encara unas pruebas de resistencia a nivel europeo el año que viene, una regulación en España más exigente en materia de provisiones y una normativa internacional (Basilea III) que puede mermar el capital de las entidades. (Información de Tomás Cobos; editado por Carlos Castellanos)