Japón prevé un impulso por los Juegos, pero ronda el fantasma de Fukushima

lunes 9 de septiembre de 2013 09:54 CEST
 

Por Elaine Lies

TOKIO, 9 sep (Reuters) - Japón saboreaba el lunes su victoria en la carrera por organizar los Juegos Olímpicos 2020, anticipando un impulso económico que le ayudaría a emerger de dos décadas de estancamiento y a recuperarse del devastador terremoto y posterior tsunami de 2011.

El triunfo de la capital nipona sobre las ciudades rivales Madrid y Estambul probablemente también favorecerá al primer ministro Shinzo Abe, que puso su reputación en juego cuando apostó a la victoria para avivar la confianza nacional, algo clave para el éxito de sus agresivas políticas procrecimiento.

El impacto económico de la victoria fue estimado por el comité que impulsó la candidatura de Tokio en más de 30.000 millones de dólares (22.760 millones de euros), con la creación de 150.000 trabajos.

Si el índice líder de la bolsa japonesa, el Nikkei, sigue el ejemplo de las bolsas de Londres y Atenas después de que fueran elegidas anfitrionas de los Juegos, podría registrar una racha de alzas durante un periodo de uno a tres meses.

Tokio, que en 1964 se convirtió en la primera ciudad de Asia en ser anfitriona de unos Juegos Olímpicos, se ganó el derecho de organizar el mayor evento deportivo del mundo pese a las preocupaciones sobre las filtraciones en la planta nuclear de Fukushima, que está a 230 kilómetros de la capital japonesa.

El operador de la planta, Tokyo Electric Power (Tepco), se vio obligado a dar marcha atrás en sus declaraciones y admitir que cientos de toneladas de agua radioactiva están fluyendo al Océano Pacífico diariamente. Los niveles de radiación han aumentado.

Abe dijo en Buenos Aires, donde fue anunciada la victoria de Tokio por el Comité Olímpico Internacional (COI), que la planta está "bajo control", pero aseguró que la ciudad tendrá que trabajar para ganarse la confianza del mundo.

"Quisiera dejar claro que no ha habido, no hay, ni habrá ningún problema de salud ni nada que se le parezca", dijo Abe. "El Gobierno ya ha decidido un programa para asegurarse de que no hay absolutamente ningún problema, y ya hemos comenzado".   Continuación...