9 de septiembre de 2013 / 5:45 / en 4 años

El Gobierno de EEUU intervino redes de Google y Petrobras: medio

Por Paulo Prada y Asher Levine

RIO DE JANEIRO/SAO PAULO, 9 sep (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos intervino las redes informáticas de empresas como Google y la petrolera estatal brasileña Petrobras , según documentos estadounidenses filtrados presentados por Globo, la mayor cadena de televisión de Brasil.

Globo, que hace una semana informó de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) interceptó comunicaciones de los presidentes de Brasil y México, dijo que la agencia también espió a grandes empresas.

La cadena exhibió imágenes de una presentación de la NSA, con fecha de mayo de 2012, que dijo fueron utilizadas para enseñar a los nuevos agentes cómo espiar las redes informáticas privadas.

Además de Google y Petrobras la presentación sugiere que la NSA había ingresado en los sistemas operados por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia y la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales, una cooperativa bancaria internacional conocida como Swift, a través de la cual se realizan muchas de las transacciones financieras internacionales.

La información no dijo cuándo se llevó a cabo el presunto espionaje, qué datos podrían haber sido reunidos o qué era exactamente lo que la agencia podría haber estado buscando.

Al igual que con su reportaje anterior, Globo divulgó la información en coordinación con Glenn Greenwald, un bloguero y periodista del periódico The Guardian, que ha trabajado con el exanalista de la NSA Edward Snowden para revelar el alcance del espionaje de Washington en el país y en el extranjero.

Durante una entrevista en la emisión de Globo, Greenwald dijo que los documentos que obtuvo de Snowden contienen “mucha más información sobre espionaje a inocentes, contra personas que no tienen nada que ver con el terrorismo, o sobre temas industriales, que deben hacerse públicos”.

En un intercambio de correos electrónicos con Reuters, Greenwald declinó hablar más a fondo sobre el reportaje.

Petrobras, que ha descubierto algunas de las mayores reservas de petróleo en el mar en los últimos años, no respondió a solicitudes de comentarios el domingo.

Portavoces de Swift y Google no pudieron ser contactados para obtener comentarios. Los responsables de la Embajada de Francia en Brasil tampoco pudieron ser localizados.

SECRETOS COMERCIALES

James Clapper, Director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, dijo que las agencias de su país recopilan información acerca de asuntos económicos y financieros y que la utilizan para combatir la financiación del terrorismo y prever problemas que puedan conducir a crisis financieras o perturbar los mercados financieros.

“Lo que no hacemos”, dijo Clapper en un comunicado, “es utilizar nuestras capacidades de inteligencia en el extranjero para robar secretos comerciales de empresas extranjeras en nombre de - o dar la información que recopilamos a - empresas estadounidenses para mejorar su competitividad internacional y aumentar su resultado final”.

Especialmente antes de que las revelaciones de Snowden comenzaron hace tres meses, las autoridades estadounidenses acusaron a China de forma regular de robar secretos comerciales de los países occidentales, incluidas firmas de petróleo y gas.

Como mínimo, las nuevas revelaciones sobre el espionaje de Estados Unidos podrían complicar los roces diplomáticos entre Washington y Brasil, que se desataron cuando se conocieron acusaciones de que la NSA espió las llamadas telefónicas privadas y correos electrónicos de la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Brasil ha exigido una disculpa y los asistentes de Rousseff han dicho que el tema podría hacer descarrilar una visita de Estado que tiene planeada a Estados Unidos en octubre.

Las tensiones la semana pasada llevaron a una reunión que no estaba planeada entre Rousseff y el presidente estadounidense, Barack Obama, al margen del encuentro del G20 en Rusia. Obama dijo que investigaría las acusaciones.

Cualquier tipo de espionaje sobre Petrobras despertaría la cólera en Brasil, un país que durante mucho tiempo ha tenido sospechas de los intereses extranjeros en sus abundantes recursos naturales.

Responsables estadounidenses, entre ellos Obama en un viaje de 2011 a Brasil, y el vicepresidente Joe Biden durante una visita en junio, han citado la importancia de los nuevos hallazgos petroleros de Brasil e indicado sus intenciones de trabajar en estrecha colaboración con el país sudamericano para satisfacer las necesidades futuras de energía.

El llamado Polígono Presal de Brasil, donde fueron descubiertos muchos de los nuevos hallazgos, podrían guardar hasta 100.000 millones de barriles de crudo, de acuerdo con la Universidad Estatal de Rio de Janeiro.

Uno solo de los hallazgos, el gigantesco campo Libra, tiene reservas estimadas de hasta 12.000 millones de barriles de petróleo, una cifra suficiente como para suplir las necesidades petroleras de Estados Unidos durante casi dos años. (Información de Asher Levine, con información adicional de Paulo Prada en Rio de Janeiro; Editado por Raquel Castillo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below