Bolsa española rebota en apertura, foco en bonos y BCE

jueves 4 de julio de 2013 09:53 CEST
 

MADRID, 4 jul (Reuters) - La bolsa española abrió el jueves al alza siguiendo la estela de Wall Street tras la turbulenta sesión de la víspera, con los inversores pendientes de una subasta de bonos en España y las reuniones del Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra.

En una jornada que no contará con la referencia estadounidense por el festivo del Día de la Independencia, el mercado optaba por el rebote tras el nerviosismo del miércoles generado por las tensiones políticas en Portugal, las dudas sobre Grecia y el derrocamiento del presidente egipcio.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en las primeras operaciones en los 306 puntos básicos (pb), el mismo nivel del cierre el miércoles, cuando se produjo un incremento generalizado de las rentabilidades de deuda periférica, especialmente acusado en Portugal.

El Tesoro español sacará al mercado este jueves bonos a 3 años y una nueva referencia a 5 años por un importe conjunto de hasta 4.000 millones de euros.

Los inversores estarán además pendientes de las declaraciones del presidente del BCE, Mario Draghi, tras las recientes turbulencias, y de la primera reunión del BoE bajo su nuevo responsable, Mark Carney, aunque no se prevén cambios en la política monetaria de los bancos centrales.

"No esperamos cambios en los tipos de interés, que se mantendrían al 0,5 por ciento tanto en Europa como en Reino Unido, pero la atención estará en si el BCE anuncia nuevos estímulos tras la reciente inestabilidad en los mercados financieros", dijo la casa de análisis Renta4.

Tras el fuerte castigo sufrido en la sesión anterior, la banca rebotaba en las primeras transacciones, con subidas del 1 por ciento para Santander y del 0,64 por ciento para BBVA.

El mejor del sector y del Ibex era Popular, que ganaba un 1,68 por ciento tras dejarse más de un 5 por ciento la víspera, seguido por Sabadell, que avanzaba un 1,5 por ciento.

El País publicó el jueves que la banca negocia convertir en capital las aportaciones a las pensiones de la plantilla y las provisiones, lo que podría tener un efecto positivo en el sector, con el mayor impacto en la nacionalizada Bankia , Sabadell y Popular, según analistas de Espirito Santo.   Continuación...