ANÁLISIS-Eventual acuerdo YPF/Repsol ya tiene precio mínimo

viernes 28 de junio de 2013 15:33 CEST
 

* Analistas creen que Repsol aceptaría $5.000 mln si oferta fuera en activos líquidos

* Ven poco probable oferta en efectivo por dificultades económicas del país

* Complejo entramado de intereses de accionistas Repsol, clave en negociación

Por Andrés González y Hilary Burke

MADRID/BUENOS AIRES, 27 jun (Reuters) - Cuando el miércoles Repsol anunció que su consejo de administración rechazaba en bloque una supuesta oferta de Argentina que habría puesto fin al conflicto por la expropiación de YPF, se estableció por primera vez desde que estallara la disputa un precio mínimo para sellar la paz: 5.000 millones de dólares.

En la oferta que el Gobierno argentino se negó a calificar como tal, el Ejecutivo de Cristina Fernández otorgaba por primera vez un valor teórico a los activos expropiados. Aunque su importe era menos de la mitad de lo demandado por la española, el motivo detrás del rechazo frontal estaba no solo en una valoración que Repsol consideraba basada en sobrevaloración de activos o que no incluía dinero en efectivo, sino que, además, obligaba a Repsol a volver a invertir y establecer relaciones comerciales con el país.

Ahora que formalmente la empresa y el país vuelven a hablar de su disposición a negociar no sólo para cerrar un conflicto judicial que promete ser largo, sino también para desbloquear las inversiones de un activo considerado vital para la industria argentina, diversos analistas consideran que si se hubiese tratado de una oferta en activos líquidos, la petrolera española probablemente habría considerado con otros ojos una propuesta.

"Aunque el valor nominal de 5.000 millones de dólares es menos de los 10.500 millones de dólares que Repsol había indicado previamente (...) y nuestra propia valoración previa a la expropiación es de 7.500 millones de dólares por un 51 por ciento, es probable que si la oferta hubiera sido en efectivo o activos líquidos Repsol la habría aceptado", dijeron los analistas de Barclays en una nota a clientes.

Algunos de los principales accionistas de Repsol, cuyas acciones cotizan algo por encima de los 16 euros, tienen contabilizadas sus participaciones en la empresa por encima de los 20 euros por lo que sus balances tendrían un respiro ante una eventual mejora del precio tras verse obligados a realizar deterioros por pérdida de valor en los últimos años. La petrolera Sacyr, con un 9,5 por ciento del capital, tiene valorada la participación en 20,5 euros por título mientras que La Caixa con su 12,9 por ciento, la valora en unos 21 euros.   Continuación...