Regiones españolas critican reparto déficit Gobierno central

jueves 27 de junio de 2013 19:23 CEST
 

MADRID, 27 jun (Reuters) - Varias comunidades autónomas (CCAA) españolas de distinto signo criticaron el jueves la intención del Gobierno central de fijar para este año un objetivo de déficit regional del 1,3 por ciento del PIB por no tener en cuenta su nivel de gasto y pidieron un mayor margen a costa de la administración central del Estado.

El secretario de Estado de Hacienda, Antonio Beteta, dijo el miércoles por la tarde que las autonomías no podrían superar conjuntamente en 2013 un déficit del 1,3 por ciento del PIB, una cifra considerada insuficiente incluso por comunidades en manos del gobernante Partido Popular.

"Espero la explicación del Gobierno para ver por qué ha habido ese reparto tan diferente entre administraciones públicas", dijo la consejera de Hacienda de Castilla y León, la 'popular' Pilar del Olmo, a su llegada a un encuentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

"Exige mucho mayor esfuerzo a las comunidades y menos esfuerzo a la administración general del Estado", añadió.

En la cita del jueves, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, trasladará a las CCAA su propuesta de objetivos de estabilidad presupuestaria regionales para este año y el periodo 2014-2016, además de presentarles su informe sobre la reforma de las administraciones públicas.

En un segundo CPFF que se celebrará en julio será cuando se fijen por primera vez metas individualizadas de déficit entre las comunidades, una reunión que se adivina tensa dado que la decisión ha provocado disensiones entre las regiones gobernadas por el PP, 11 del total de 17 CCAA.

España tiene que cerrar 2013 con un déficit del 6,5 por ciento del PIB, después de que Bruselas diera al país más tiempo para cumplir la senda de consolidación fiscal, y se prevé que esa cifra se reparta entre CCAA (1,3 por ciento), administración central del Estado (3,8 por ciento) y Seguridad Social (1,4 por ciento).

Los gobiernos regionales gestionan un tercio del gasto público del país, con servicios clave como la sanidad o la educación, por lo que varios responsables autonómicos consideraron que lo más justo sería que su objetivo fuera también una tercera parte de la meta total para España.

"Es un reparto desequilibrado, que hace que la administración general del Estado crezca incluso con respecto al resultado del año anterior y a las comunidades autónomas se nos imponga todo el ajuste que se pretende este año", dijo la consejera de Hacienda andaluza, la socialista Carmen Martínez Aguayo.

Los responsables de Canarias, Asturias y Cataluña - gobernadas por Coalición Canaria, Partido Socialista y Convergencia i Unió, respectivamente-, también consideraron injusto el reparto realizado por el Ejecutivo, y avanzaron que expondrán su rechazo a esta decisión durante el encuentro.

Incluso desde la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, su consejero Enrique Ossorio consideró que el Gobierno debería haber cedido a las comunidades las dos décimas de margen concedido por Bruselas a España a finales de mayo. (Información de Blanca Rodríguez; editado por Jose Elías Rodríguez)