27 de junio de 2013 / 10:44 / en 4 años

Pequeños inversores de Liberbank muestran su rabia en la junta

MADRID, 27 jun (Reuters) - Ante decenas de pequeños accionistas forzosos del grupo bancario Liberbank, el presidente de la entidad pasó apenas de puntillas por su proceso de salida al mercado y se centró en reconocer las dificultades que para el sector bancario español tendrán las nuevas provisiones.

"Las nuevas reglas técnicas en materia de provisiones para los créditos refinanciados podrían llegar a tener un impacto negativo sobre los resultados de las entidades", reconoció el jueves el presidente de Liberbank, Manuel Menéndez, durante su intervención en la junta de accionistas.

La banca española se enfrenta a un nuevo proceso de saneamiento que exigirá unas provisiones adicionales de 10.000 millones de euros para cubrir los créditos refinanciados, lo que modificará el mapa bancario a corto plazo.

El principal directivo de Liberbank, grupo bancario formado por las antiguas cajas de ahorros de Asturias, Extremadura y Cantabria, también reconoció que el aumento de la mora seguirá siendo uno de los principales problemas de la banca española.

"La disminución de los activos rentables y el aumento de los saneamientos explican que los datos del primer trimestre de 2013 muestren una caída generalizada de los resultados de las entidades españolas en términos interanuales", dijo Menéndez.

Liberbank, que se englobó entre las entidades financieras españolas del denominado grupo 2 -- las que para seguir adelante recibieron ayudas públicas en el marco del rescate del sector financiero español con ayuda de Europa --, tuvo unas pérdidas de 1.834 millones de euros en 2012 por los fuertes saneamientos contra su exposición al ladrillo.

No obstante, tras esta limpieza el grupo inició el ejercicio con un beneficio neto de 33 millones de euros hasta marzo.

PROTESTAS DE DECENAS DE ACCIONISTAS

Liberbank lanzó en marzo pasado la oferta de recompra de deuda por acciones que impuso elevadas pérdidas a los tenedores de participaciones de instrumentos en el proceso previo a su salida, que se enmarcó dentro del plan europeo de recapitalización de la entidad.

Los accionistas de Liberbank recibieron los títulos de un canje de obligatorio de híbridos por acciones, con descuentos de hasta un 35 por ciento sobre un volumen de 549 millones de este tipo de instrumentos en manos de inversores minoristas, según la asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros (ADICAE).

Tan sólo dos días después de la junta de accionistas de la nacionalizada Bankia, se volvieron a repetir las escenas de pequeños minoristas que reclamaban recuperar sus inversiones.

"Yo no robo, han robado a mis padres. Exigimos la devolución del dinero. No vamos a aceptar un canje que es una quita encubierta", dijo Emilio León en su intervención en la junta.

Inversores enojados con la presunta venta fraudulenta de productos de inversión complejos y con prácticas poco transparentes en la comercialización de hipotecas solicitaron la devolución de sus ahorros y mostraron su indignación portando pancartas con eslóganes de 'nuestros ahorros, su botín', 'ni quita impuesta, ni accionistas a la fuerza'.

Bruselas aprobó en diciembre una inyección de 124 millones de euros en convertibles contingentes o CoCos a través del FROB que la entidad pretende devolver en un plazo de dos años. (Información de Jesús Aguado; editado por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below