Dos adolescentes suecas, condenadas por publicar insultos en Instagram

martes 25 de junio de 2013 22:31 CEST
 

ESTOCOLMO, 25 jun (Reuters) - Dos adolescentes suecas fueron declaradas culpables de difamación el martes por publicar insultos sexuales sobre otros jóvenes en la página web para compartir fotografías Instagram.

El tribunal condenó a las chicas, de 15 y 16 años, por escribir comentarios despectivos y explícitos al lado de las imágenes de 38 jóvenes, en su mayoría niñas, a través de una cuenta anónima de Instagram.

Publicados en diciembre, los comentarios se propagaron rápidamente por Internet antes de que se cerrara la cuenta y llevara a cientos de jóvenes a tomar las calles en Gotemburgo, ciudad natal de las adolescentes, en protestas que terminaron con violencia.

El ciberacoso entre los jóvenes se ha convertido en una tendencia en aumento con el crecimiento de las redes sociales y un abogado del caso sueco dijo que las condenas mostraban que la gente que publica comentarios difamatorios, creyendo que son anónimos, todavía pueden ser acusados judicialmente.

"Muchos piensan que son anónimos cuando se sientan delante de un ordenador y por tanto se toman unas libertades mayores que si no hubiera anonimato", dijo el abogado Arash Raoufi.

"El veredicto envía una señal a los jóvenes y a la sociedad de que no se puede permitir que exista esta cultura de la humillación. Espero que también haga que los padres estén más atentos a lo que sus hijos hacen con el ordenador", dijo.

En el caso de Gotemburgo, los demandantes proporcionaron una serie de capturas de pantalla de los comentarios peyorativos como prueba, mientras que las pruebas forenses vincularon a las adolescentes con la cuenta.

Las chicas, una de las cuales confesó estar detrás de la cuenta aunque la otra desmintió su implicación, fueron multadas y una también fue condenada a realizar servicios a la comunidad.

Instagram, que Facebook compró el año pasado por 715 millones de dólares (unos 546 millones de euros), fue lanzado en 2010 y en marzo dijo que tenía diez millones de usuarios. (Información de Anna Ringstrom; Traducido por Leticia Núñez en la Redacción de Madrid)