Asmussen del BCE pide unas instituciones europeas más fuertes

domingo 23 de junio de 2013 14:03 CEST
 

BERLÍN, 23 jun (Reuters) - El miembro del consejo del Banco Central Europeo (BCE) Joerg Asmussen dijo el domingo que una mayor integración con Europa necesitaba unas instituciones de la Unión Europea -en particular su Parlamento- más fuertes para garantizar el control democrático y la contabilidad.

"El creciente nivel de integración en Europa pide un nuevo diseño institucional para asegurar la legitimidad y el control democrático", dijo el alemán en un acto organizado por el instituto Kiel.

Asmussen dijo que los gobiernos deberían asegurarse de que los parlamentos nacionales se informen adecuadamente y se impliquen en los procedimientos de decisión europeos. Pero a menudo, las decisiones por el bien común de la UE sólo se podían tomar a un nivel supranacional.

"Por eso las instituciones europeas deberían fortalecerse, particularmente el Parlamento Europeo, que quizás podría reunirse en un formato para el área del euro", dijo.

El semanario alemán Der Spiegel dijo el domingo que la canciller alemana, Angela Merkel, era cada vez más escéptica a un mayor poder de Bruselas.

En un artículo titulado "El cambio de rumbo", Der Spiegel dijo que en una cumbre en Viena esta semana, Merkel dio la impresión de que ya había demasiada Europa. En el pasado había dicho que hacía falta "más Europa, no menos".

Der Spiegel dijo que aunque el ministro de Finanzas de Merkel, Wolfgang Schäuble, quisiera ver al jefe de la Comisión Europea elegido directamente, Merkel no estaba segura.

"Dudo sobre eso", dijo citada en el diario. La revista dijo que Merkel sentía que sería bueno que dentro de las instituciones los jefes de Estado y de Gobierno estén implicados en esa decisión.

Asmussen dijo el domingo que Europa necesitaba "finalizar con gran urgencia la unión bancaria".

Según una copia de su discurso, Asmussen dijo que Europa necesita un compromiso fuerte hacia un mecanismo único de resolución bancaria para hacer más fácil la liquidación de bancos en dificultades, especialmente los que operan en varios territorios. (Información de Sarah Marsh. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)