La UE ordena a cinco países aplicar nuevas leyes contra la evasión fiscal

jueves 20 de junio de 2013 16:53 CEST
 

Por Ethan Bilby

BRUSELAS, 20 jun (Reuters) - La Comisión Europea advirtió el jueves a cinco países de la UE de que deben aplicar en los próximos dos meses las nuevas leyes comunitarias que pretenden combatir la evasión fiscal o afrontarán medidas legales.

La advertencia del brazo ejecutivo de la Unión Europea a Italia, Polonia, Bélgica, Grecia y el territorio autónomo de las Islas Aland de Finlandia llega en medio de un creciente malestar de la población hacia las grandes compañías internacionales e individuos ricos que apenas pagan impuestos.

Las nuevas leyes requieren a los estados compartir sobre posibles evasores fiscales y establecen plazos sobre la rapidez con la que deben brindarse los datos. Los países no pueden negarse a las peticiones de compartir información argumentando que está en manos de los bancos.

La Comisión señaló que los estados miembros deberían haber comenzado a aplicar la ley desde comienzos de 2013. Los cinco países tienen dos meses para responder a Bruselas o afrontar un posible traslado del caso al Tribunal de Justicia de la UE, que tiene el poder de imponer multas diarias si no cumplen con lo requerido.

La evasión fiscal ha cobrado cada vez más importancia en la agenda política de la UE, ante las dificultades de los gobiernos para aumentar sus ingresos en un momento de desaceleración económica y su búsqueda por recortar déficit presupuestarios.

El comisario de Impuestos y Unión Aduanera, Algirdas Semeta, dijo la semana pasada que quería incluso una legislación más estricta para solicitar a los bancos que provean información de clientes que permita a los países detectar la evasión fiscal.

Luxemburgo, un país rico que ha defendido durante años el secreto bancario, ha afirmado aceptar el intercambio de información sobre las cuentas bancarias de ciudadanos comunitarios a partir de 2015, pero sus autoridades han tratado de dar marcha atrás en privado sobre el tipo de datos que están dispuestos a facilitar.

La cadena estadounidense de cafeterías Starbucks aceptado pagar 20 millones de libras esterlinas (23,3 millones de euros) en impuestos en Reino Unido en 2012 después de que una investigación de Reuters mostrara que aseguraba a sus inversores que el país era un mercado rentable tras decir a las autoridades impositivas que sus operaciones daban pérdidas.

Revelaciones de que otras multinacionales como Apple y Amazon modificaban los datos de sus ganancias en el mundo para reducir los pagos de impuestos también desató la furia de la población sobre las artimañas de evasión fiscal que ofrecen los países. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)