Montoro vincula reformas burocráticas de CCAA con metas déficit

jueves 20 de junio de 2013 16:25 CEST
 

MADRID, 20 jun (Reuters) - El Gobierno español tendrá en cuenta si las comunidades autónomas han aplicado las recomendaciones del informe para adelgazar y simplificar el sector público del país cuando negocie los objetivos de déficit regionales, dijo el jueves el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

"Vamos a incorporar en (...) las negociaciones entre la administración general del Estado y las administraciones autonómicas, cuando tenemos que fijar nuestro proyecto de déficit público, vamos a incorporar el cumplimiento de estas normas", dijo Montoro durante un foro centrado en el análisis del informe sobre la reforma de las administraciones.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó el miércoles las líneas generales de ese documento, que identifica más de 200 medidas susceptibles de reducir costes y aumentar la eficacia del descentralizado sector público español.

La mitad de esas propuestas se centran en la eliminación de duplicidades en la prestación de servicios por parte del Estado y las 17 autonomías, pero no son vinculantes, por lo que las regiones podrían optar por seguir o no dichas recomendaciones.

Las comunidades tienen blindadas muchas de sus competencias en sus estatutos de autonomía, por lo que el Ejecutivo asume que puede encontrar resistencia para ejecutar algunos de los cambios propuestos.

Rajoy quiso enviar el miércoles un mensaje conciliador a las regiones subrayando que el documento era "una propuesta", un "instrumento" que el Gobierno ponía a disposición de los gobiernos autonómicos para ayudarles a identificar posibles ahorros en un momento presupuestario tan difícil.

Sin embargo, Montoro quiso destacar el jueves que las duplicidades identificadas por esta gran auditoría realizada al sector público español no eran "admisibles" en medio de una crisis económica como la actual y que el Ejecutivo "valorará" el cumplimiento del informe por parte de las regiones.

Está previsto que Hacienda convoque a principios de julio a las autonomías para fijar los objetivos de déficit para este año, que por primera vez podrían ser diferentes entre las regiones para tener en cuenta la situación individual de cada una.

El Gobierno central ha avanzado que compartiría con las comunidades el mayor margen dado por Bruselas para equilibrar sus cuentas públicas. El objetivo de déficit regional conjunto se situó inicialmente en el 1,2 por ciento del PIB, cuando el objetivo total de déficit para España era de un 6,5 por ciento, rebajado posteriormente por Bruselas al 6,3 por ciento. (Información de Blanca Rodríguez, editado por Tomás Cobos)