Eurogrupo decidirá reglas de recapitalización directa a bancos el jueves

jueves 20 de junio de 2013 07:22 CEST
 

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 20 jun (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la zona euro decidirán el jueves cuándo y cómo su fondo de rescate podrá invertir en un banco para salvarlo de la quiebra, poniendo la primera piedra de una unión bancaria que se considera clave para restaurar el crecimiento económico.

Los ministros de los 17 países que utilizan el euro, conocidos como el Eurogrupo, también establecerán las normas sobre cuánto deberá contribuir un gobierno a tales rescates bancarios, qué bancos podrán optar y quiénes perderían dinero en el proceso.

"Nosotros alcanzaremos una decisión sobre todos los aspectos de la recapitalización directa", dijo un funcionario de la Unión Europea involucrado en los preparativos de la reunión.

Los líderes de la zona euro quieren que el fondo de rescate Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) pueda ser accionista de un banco importante para el sistema de manera que el coste de salvar a la institución no caiga sólo en los hombros de un gobierno que podría estar luchando ya con una enorme deuda.

La posibilidad de tal recapitalización directa debería ayudar a impulsar la confianza entre los bancos de la zona euro, alentándolos a prestar a la economía real y así fomentar el crecimiento.

Las discusiones están estrechamente relacionadas a las negociaciones del viernes, cuando a los ministros de la zona euro se les sumarán colegas de otros países europeos, sobre una ley más amplia para rescatar o cerrar un banco en peligro de quiebra.

La recuperación bancaria y resolución directiva cubre algunos aspectos similares a las normas de recapitalización directa del MEDE, por ejemplo, quién pierde dinero, y cuándo, si un banco es rescatado o desmantelado.

Es por ello que las normas del MEDE, si bien se espera que sean acordadas en principio el jueves, sólo serán culminadas de manera legal una vez que el Parlamento Europeo apruebe la directiva.

Los ministros tendrán que decidir si quieren que las normas del MEDE sean iguales a la ley de ayuda estatal de la UE que entra en vigor en agosto y prevé pérdidas sólo para accionistas y tenedores de bonos junior, o a la directiva aún inconclusa, bajo la cual los tenedores de bonos senior e incluso los grandes depositantes en el banco se verían afectados. (Información adicional de Robin Emmott.Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)