19 de junio de 2013 / 20:00 / en 4 años

Bernanke dice que la compra de bonos de la Fed podría terminar en 2014

Por Alister Bull y Pedro da Costa

WASHINGTON, 19 jun (Reuters) - El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo el miércoles que si la economía mantiene el esperado ritmo de crecimiento, el banco central estadounidense moderaría las compras mensuales de bonos y el programa de alivio cuantitativo podría finalizar a mediados del próximo año.

Bernanke dijo que el mercado laboral seguirá mejorando, apoyado por un crecimiento económico moderado que se fortalecerá en los próximos trimestres, “a medida que disminuya la política de restricción fiscal a corto plazo y otros vientos en contra”.

El presidente de la Fed habló en una conferencia de prensa tras la decisión de su Comité Federal de Mercado Abierto de mantener las compras de bonos en 85.000 millones de dólares mensuales (unos 63.000 millones de euros).

Bernanke sostuvo que la Fed ve la inflación regresando “hacia nuestro objetivo del 2 por ciento en el transcurso del tiempo”.

Además aseguró que “si los datos económicos que se reciban son ampliamente consistentes con este pronóstico, el comité anticipa actualmente que sería apropiado moderar el ritmo mensual de compras más tarde este año”.

“Y si los subsecuentes datos se mantiene ampliamente alineados con nuestras expectativas actuales para la economía, continuaremos reduciendo el ritmo de compras a pasos mesurados a lo largo del primer semestre del próximo año, poniendo fin a la compras alrededor de mediados de año”, agregó.

ESPECULACIONES

Los mercados han especulado durante semanas con que la Fed pronto comenzaría a frenar su ayuda a la economía.

Señalando que la economía se expande moderadamente, los responsables de la Fed citaron una mejoría mayor en las condiciones del mercado laboral, y destacaron que la inflación ha estado por debajo de la meta del 2 por ciento a largo plazo fijada por el banco central.

También señalaron que el desempleo aún se mantiene muy alto, reforzando su deseo de mantener la compra de activos hasta que el panorama laboral mejore sustancialmente, pero hizo una evaluación levemente más optimista del balance de riesgos para el crecimiento del país.

“El Comité (de Mercado Abierto de la Fed) ve los riesgos a la baja para el panorama de la economía y el mercado laboral que han disminuido desde el otoño (boreal)”, aseguró la Fed tras dos días de reuniones.

Los datos económicos han sido dispares desde la última reunión de política monetaria de los 19 consejeros de la Fed en mayo. El crecimiento del empleo se mantuvo estable y los consumidores siguieron gastando, pese al lastre de aumentos de impuestos y recortes de gastos del Gobierno.

Sin embargo, la inflación se desaceleró aún más por debajo de la meta del 2 por ciento.

El banco central estadounidense ha mantenido las tasas de interés cerca de cero desde diciembre de 2008, al tiempo que ha triplicado con creces su hoja de balance a alrededor de 3,3 billones de dólares con sus compras de bonos.

Las declaraciones del 22 de mayo de Bernanke acerca de que la Fed podría decidir comenzar a recortar las compras de bonos en una de “sus próximas reuniones”, sacudieron los mercados financieros y provocaron una fuerte alza de los rendimientos de los bonos.

La Fed también redujo sus pronósticos para el crecimiento económico, el paro y la inflación subyacente de Estados Unidos en 2013, mientras que elevó su previsión para el PIB en 2014 y reiteró que la mayoría de sus miembros prefiere que el primer incremento de los tipos de interés sea en 2015.

El banco central recortó su estimación de crecimiento del PIB este año a un rango de entre un 2,3 y un 2,6 por ciento desde el 2,3-2,8 por ciento previsto en marzo. Además, bajó su proyección de la tasa de desempleo a un rango del 7,2-7,3 por ciento desde el 7,3-7,5 por ciento estimado en marzo.

Para 2014, la Fed subió la estimación de crecimiento de la economía a un rango del 3,0-3,5 por ciento desde el 2,9-3,4 por ciento previsto en marzo. Para el próximo año, la entidad recortó la tasa de desempleo a un rango del 6,5-6,8 por ciento desde el 6,7-7,0 por ciento previsto tres meses atrás.

La Fed sostiene que no subirá las tasas de interés hasta que el desempleo alcance un 6,5 por ciento o menos, siempre y cuando el panorama para la inflación se mantenga por debajo de un 2,5 por ciento.

La tasa de desempleo de Estados Unidos fue de un 7,6 por ciento en mayo y los economistas no prevén que el umbral buscado se alcance en al menos un par de años.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below