ENFOQUE - Los jóvenes españoles miran al campo para capear la crisis

viernes 21 de junio de 2013 12:22 CEST
 

* El desorbitado paro empuja a volver al sector primario

* Incorporación de jóvenes al campo aumenta 79 pct en 2012 -estudio

* El desencanto urbano y la crisis invitan a volver al medio rural

Por Rodrigo De Miguel

MADRID, 21 jun (Reuters) - Recoger patatas es el último empleo que Jorge Ibáñez, de 20 años, pensaba que iba a realizar cuando dejó los estudios para ayudar económicamente a su familia, pero ahora mismo no hay otro trabajo para él.

"Llevo un mes y medio cogiendo patatas. Estamos las horas que haga falta, dependiendo de la cantidad de trabajo que haya. Mi madre trabaja como limpiadora, gana poco dinero y tengo que ayudarla (...) Esto lo hago porque no hay nada (de trabajo)", dijo Ibáñez, que vive con su hermano de ocho años, su madre y su padrastro en la localidad murciana de Pozo Estrecho.

La crudeza de la crisis ha golpeado a los jóvenes españoles con un paro del 57 por ciento, y ha abocado a Ibáñez, amante de la Historia, a aceptar a regañadientes un trabajo duro que los españoles rechazaron durante el boom económico iniciado a finales de los 90, cuando estas labores pasaron a realizarlas principalmente los inmigrantes.

Ibáñez, que dejó sus estudios de bachillerato hace dos años, considera que su trabajo en el campo es temporal y, aunque espera conseguir un empleo mejor en su país, no descarta probar suerte en el extranjero, como han hecho miles de jóvenes desde que en 2008 comenzó una crisis económica de la que España aún no se ha recuperado.

Atajar el paro juvenil en Europa se ha convertido en una prioridad para sus dirigentes, temerosos de que el colectivo que más cree en el proyecto europeo vea frustradas sus expectativas vitales a causa de una oleada de austeridad presupuestaria que está retrasando la recuperación económica.   Continuación...