El G-8 omite mencionar el destino de Asad en el comunicado final

martes 18 de junio de 2013 17:36 CEST
 

LONDRES, 18 jun (Reuters) - Los jefes de Estado y de Gobierno de los países del G-8 pidieron el martes que se celebren cuanto antes unas negociaciones de paz que acaben con la guerra civil en Siria, pero no mencionaron el destino del presidente sirio, Bashar el Asad, en el comunicado final de la cumbre celebrada en Irlanda del Norte.

Aislado en el G-8, el presidente ruso, Vladimir Putin, se enfrentó con otros líderes por el conflicto y se resistió a los intentos de que apoyara cualquier cosa que suponga que Asad deba dejar el poder o que Rusia rebaje su apoyo al presidente sirio.

"Seguimos comprometidos con alcanzar una solución política a la crisis, basados en una visión de una Siria democrática, inclusiva y unida", indicó el grupo, según una copia del comunicado final a la que Reuters tuvo acceso.

"Apoyamos fuertemente la decisión de mantener lo antes posible la conferencia de Ginebra sobre Siria", dijo el comunicado, que no mencionó a Asad.

El G-8 también llamó a las autoridades sirias y a la oposición a comprometerse con la destrucción de todas las organizaciones afiliadas a Al Qaeda.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y sus aliados quieren que Asad deje el poder, mientras que Putin, cuya retórica es progresivamente más antioccidental desde que fue reelegido el año pasado, cree que sería una decisión desastrosa cuando no hay un claro plan de transición.

Rusia ha sido el principal partidario de Asad desde que sus tropas comenzaron a intentar aplastar un levantamiento en el que desde marzo de 2011 han muerto 93.000 personas. Su otro gran apoyo es Irán.

EEUU, Turquía y los países europeos y del golfo Pérsico apoyan a los rebeldes, que en las últimas semanas han sufrido varios reveses en el campo de batalla. (Información de Andrew Osborn; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile y Teresa Larraz)