Sequía de crédito frustra exportaciones de PYME españolas

martes 18 de junio de 2013 16:00 CEST
 

Por Sonya Dowsett

MADRID, 18 jun (Reuters) - Durante tres generaciones, la familia Posada ha exportado castañas confitadas a todo el planeta, pero los planes de expansión se están viendo interrumpidos actualmente por la mayor escasez de crédito en la historia de la empresa.

La sequía y elevado coste del crédito para pequeñas y medianas empresas (PYME) está dificultando la recuperación económica en España, que se encuentra en su segunda recesión en cinco años tras el estallido de una gigantesca burbuja inmobiliaria en 2008.

Con una tasa de paro récord que ahoga el consumo, las exportaciones se consideran un elemento clave para promover el crecimiento y la creación de empleo.

José Posada, propietario del negocio gallego Marron Glacé, que el año pasado vendió productos por valor de 1 millón de euros, sobre todo en países como Japón, Rusia y Angola, quiere entrar en China y Centroamérica.

Pero los bancos que antes concedían créditos alegremente ahora ponen todo tipo de trabas pese a haber recibido al menos 41.000 millones de euros de un rescate europeo.

"Cada vez piden mas garantías, hasta pidieron como aval la hipoteca de mi madre", dice Posada, cuyo abuelo comenzó a exportar castañas a Brasil en los años cincuenta, en barcos que llevaban inmigrantes gallegos a Latinoamérica.

"Nuestra empresa da beneficios pero hay incertidumbre. Los bancos no se fían en nadie".

El dilema de Posada es uno de los problemas clave a los que se enfrenta la economía española.   Continuación...