18 de junio de 2013 / 5:38 / en 4 años

Líderes del G-8 instan a Europa a avanzar con la reforma bancaria

(Agrega más información y detalles)

Por Andrew Osborn y William Schomberg

ENNISKILLEN, Irlanda del Norte, 18 jun (Reuters) - El grupo de las naciones más industrializadas presionó el lunes a la zona euro para que insista con una unión bancaria, e instó a Japón para que amplíe el estímulo dispuesto por su banco central con reformas estructurales y medidas para abordar su déficit presupuestario.

Los líderes del Grupo de los 8 (G-8) -que agrupa a las naciones más desarrolladas del mundo e incluye a Alemania, Francia e Italia- dijeron que un mayor fortalecimiento de las normas para apuntalar a la zona euro, incluidos los pasos hacia una unión bancaria, eran "fuertemente necesarios".

Los ministros de Finanzas de la zona euro discutirán el jueves los planes sobre una unión bancaria en Europa antes de una cumbre de líderes de la Unión Europea la próxima semana.

Funcionarios europeos están buscando diseñar un esquema para cerrar bancos en problemas con el que se complementaría un nuevo sistema de supervisión transnacional liderado por el Banco Central Europeo a partir del próximo año.

En una declaración que formará parte de un comunicado final de una cumbre en Irlanda del Norte, los líderes del G-8 dijeron que la crisis del euro ha disminuido pero que el área de la moneda común sigue en recesión, enfatizando la necesidad de una reforma.

VIGILANCIA SOBRE JAPÓN

El G-8 dijo, además, que Japón necesitaba abordar el desafío de definir un plan fiscal creíble a medio plazo.

"El crecimiento de Japón será respaldado por su estímulo fiscal en el corto plazo, una audaz política monetaria y la recientemente anunciada estrategia para promover la inversión privada", dijo. "No obstante, necesitará abordar el desafío de definir un plan fiscal creíble a medio plazo", agregó.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, prometió la semana pasada elevar los ingresos en un 3 por ciento anual y establecer zonas económicas especiales para atraer a las empresas extranjeras, en el tercer tramo de un conjunto de medidas para impulsar el crecimiento de la tercera economía más grande del mundo.

Sin embargo las medidas no han logrado convencer a los inversores, que dudan que la estrategia logre las metas enunciadas por el primer ministro dada la ausencia de medidas audaces, como cambios para flexibilizar el mercado laboral y hacer más fácil para las compañías salir de negocios moribundos y meterse en áreas de crecimiento.

Los líderes del G-8 dijeron, además, que las perspectivas para la economía mundial permanecen débiles, incluso cuando los riesgos a la baja se han reducido parcialmente debido a las políticas monetarias adoptadas en Estados Unidos, la zona euro y Japón. (Información adicional de Gernot Heller, escrito por Maria Golovnina y William Schomberg. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below