17 de junio de 2013 / 17:05 / en 4 años

ACTUALIZA 1-UE y EEUU inician las negociaciones de libre comercio

(Actualiza con citas de Obama y detalles; agrega autores)

Por William Schomberg y Roberta Rampton

ENNISKILLEN, Irlanda del Norte, 17 jun (Reuters) - Estados Unidos y la Unión Europea iniciaron el lunes las negociaciones que buscan alcanzar el pacto de libre comercio más ambicioso del mundo, prometiendo miles de empleos y un crecimiento económico acelerado a ambos lados del Atlántico.

El comercio entre Europa y Estados Unidos está valorado en casi 3.000 millones de dólares (unos 2.248 millones de euros) al día, y un pacto podría impulsar las economías de ambos gigantes en más de 100.000 millones de dólares anuales, una atractiva idea tras el devastador impacto de la crisis de deuda del continente europeo.

"Este es un premio que se recibe una vez en la vida y estamos decididos a aprovecharlo", dijo el primer ministro británico David Cameron, junto al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los jefes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

La primera ronda de negociaciones se llevará a cabo en julio en Washington, dijo Obama durante la cumbre del G-8 celebrada en las cercanías de Enniskillen, en Irlanda del Norte.

Sopesada por primera vez hace tres décadas pero descartada por Francia en los años 90, la idea de un tratado de libre comercio entre la UE y Estados Unidos ha ido ganando fuerza a medida que Bruselas y Washington buscan estimular el crecimiento y el ascenso de China induce una mayor integración en Occidente.

Estados Unidos y la Comisión Europea esperan la concreción de un acuerdo de libre comercio para fines de 2014, una fecha límite ajustada teniendo en cuenta que las negociaciones comerciales internacionales suelen llevar años.

La UE y Estados Unidos ya constituyen alrededor de la mitad de la producción económica a nivel mundial y casi un tercio del comercio mundial. Una flexibilización de las barreras comerciales podría desencadenar miles de millones de dólares en operaciones transatlánticas.

Aunque los negociadores de ambos lados del Atlántico son conscientes de que llegar a un acuerdo será difícil, también lo son del creciente poder e influencia de China y de la necesidad de profundizar la integración económica de Occidente para competir con Asia.

EXCEPCIÓN CULTURAL

Sin embargo, la protección de los medios de comunicación y la "excepción cultural" podrían complicar las negociaciones.

Francia había amenazado con bloquear el inicio de las negociaciones hasta que los otros 26 países de la UE aceptaron el viernes su exigencia de proteger a las películas y los medios en Internet del dominio de Hollywood y Silicon Valley.

Estados Unidos ya vende a la UE mucha más música, películas, programas de radio y televisión de los que compra de Europa, con un superávit neto medio de 1.500 millones de euros al año entre 2004 y 2011. Francia temía que el desequilibrio aumentara a medida que los servicios digitales y en Internet, ya dominados por empresas tecnológicas de EEUU, son cada vez más populares.

La decisión mantuvo a París a bordo, aunque el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo el lunes que la oposición a un tratado comercial completo es "reaccionaria" y parte de la agenda antiglobalización.

Esas declaraciones desataron una respuesta contundente del presidente François Hollande y otros altos cargos franceses, poniendo de manifiesto lo delicadas que van a tener que ser las negociaciones.

Obama insinuó lo mismo en sus declaraciones. "Es importante que lo hagamos bien, y eso significa resistirse a la tentación de reducir nuestras ambiciones o evitar temas complicados solo por el bien de llegar a un acuerdo", dijo.

El Centro de Investigación de Política Económica (CEPR, por su sigla en inglés), con sede en Londres, estima que un pacto -que se llamaría Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión - podría impulsar la economía de la UE con 119.000 millones de euros al año y la de Estados Unidos con 95.000 millones de euros.

Sin embargo, un informe encargado por la Fundación Bertelsmann - entidad sin fines de lucro - y publicado el lunes indicó que Estados Unidos podría beneficiarse más que Europa. Un acuerdo podría incrementar el PBI per cápita del país norteamericano en un 13 por ciento en el largo plazo, pero apenas sumaría un 5 por ciento en promedio para la UE, según el estudio.

Empresarios de ambos lados del Atlántico aceptarían un acuerdo que implica que un coche cuya seguridad se ha probado en Estados Unidos no tendría que volver a ser analizado en Europa, y que un medicamento considerado seguro por Bruselas no tendría la necesidad de ser aprobado por el Gobierno estadounidense.

Tras el colapso de las negociaciones comerciales globales en 2008, tanto Estados Unidos como Europa han intentado concretar la mayor cantidad posible de pactos de libre comercio. Bruselas está negociando con más de 80 países. (Información de William Schomberg. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below