17 de junio de 2013 / 18:25 / hace 4 años

El bebé real británico aportará casi 300 millones de euros

Por Belinda Goldsmith

LONDRES, 17 jun (Reuters) - Desde biberones con la Union Jack a pijamas con el lema “Nacido para gobernar”, la familia real británica se ha sumado a los minoristas que ofrecen productos de bebé que conmemoran la llegada del heredero de la corona.

Los analistas estiman que la fiebre infantil impulsará la economía en unos 240 millones de libras (283 millones de euros).

Un pijama de bebé diseñado como un traje de guardia real es uno de los regalos a la venta en las tiendas del palacio de la Royal Collection Trust, que utiliza los ingresos para mantener los palacios reales.

El príncipe Carlos, que se convertirá en abuelo, vende patucos hechos a mano en una tienda en su hacienda campestre de Highgrove, mientras que los padres de la futura madre, Carole y Michael Middleton, han añadido una serie de productos de bebé a su negocio de productos de fiesta.

Joshua Bamfield, director del Centro para la Investigación Minorista (CRR por sus siglas en inglés), calculó que la llegada del bebé, prevista en julio, podría sumar más de 240 millones de libras a la economía británica.

“Esta es la historia de una buena noticia y realmente no hay un pero. Con el nacimiento previsto en julio, la gente tendrá tiempo de implicarse, y eso implica gasto adicional”, dijo Bamfield a Reuters tras la publicación del informe del CRR el lunes.

“Ha habido mucho interés también al otro lado del Atlántico, ya que los jóvenes miembros de la realeza son muy respetados en Estados Unidos, así que esperamos buenas ventas de souvenirs”.

El nacimiento del bebé real, que será el tercero en la línea de sucesión después del príncipe Carlos y el príncipe Guillermo, es el último de una serie de acontecimientos reales y deportivos.

El príncipe Guillermo se casó con Kate Middleton en abril de 2011 y la reina Isabel II celebró su jubileo de diamantes en junio del año pasado. Los Juegos Olímpicos el pasado verano se sumaron a la moda.

Richard Cope, director de tendencias en la investigadora de mercados Mintel, espera que el hijo de los duques de Cambridge tenga un impacto positivo en el gasto de los consumidores, que solo creció un 0,1 por ciento en el primer trimestre del año.

“Creo que la mayor oportunidad comercial va a ser con los turistas”, dijo Cope a Reuters, apuntando al aumento del 13 por ciento en la llegada de turistas en abril.

Bamfield pronosticó que 4,8 millones de personas gastarán 62 millones de libras en alcohol para celebrar el nacimiento y 25 millones en comida para fiestas. Además, se podrían destinar otros 156 millones para vajillas conmemorativas y otros coleccionables, juguetes, libros, DVD y medios.

El “efecto Kate” ya es muy conocido, y las ventas de cualquier cosa que se pone o usa la duquesa suben como la espuma.

“El ‘efecto Kate’ ya ha barrido al mundo de la moda (...) y esta tendencia seguirá a medida que crezca el bebé real, sonajeros, la primera bici y así con todo”, afirmó Bamfield. (Información de Belinda Goldsmith; Traducido por Teresa Larraz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below