La E3 anticipa buenos tiempos para la industria del videojuego, por ahora

sábado 15 de junio de 2013 17:02 CEST
 

Por Malathi Nayak

LOS ÁNGELES, 15 jun (Reuters) - Pocos de los primerizos que se hayan acercado a la Electronic Entertainment Expo (E3) de Los Ángeles esta semana podrían haberse dado cuenta de que la industria de los videojuegos, que mueve 66.000 millones de dólares, está en profundo declive.

Microsoft Corp, Sony Corp, Electronic Arts y otros gigantes de la industria estimularon a una multitud de jugadores y desarrolladores en la cita con una exhibición de nuevas consolas y preestrenos de populares videojuegos de género.

Para una industria acostumbrada a un beneficio menguante en los últimos años, la penetrante pirotecnia visual que ofreció algo que desear tras años de subsistencia en juegos orientados a las franquicias como "Call of Duty" y "Halo" que se ejecutaban en una tecnología avejentada.

Este otoño traerá la nueva Xbox One y la Sony PlayStation 4, que aparte de ser más potentes que sus predecesoras, ahora permiten videojuegos en la nube y la integración móvil.

Queda por ver si evitarán el destino de la Wii U de Nintendo , cuyas decepcionantes ventas desde su lanzamiento a finales de 2012 ha obligado a la compañía japonesa a reducir drásticamente las previsiones de beneficios.

La Xbox One se venderá a 499 dólares y la PlayStation 4 a 399 dólares - un cambio un poco costoso en una era de Internet con juegos gratuitos y títulos en los teléfonos móviles como "Angry Birds" o "Clash of Clans" que atraen a jugadores que ajustan sus presupuestos.

"Las capacidades de gráficos de los juegos de consola están por las nubes, pero los juegos móviles son cada vez más sofisticados también", dijo Mike Cuff, vicepresidente de contenido de Wikipad, que lanzó una tableta de juegos portátil en la E3.

En la E3 de este año, que acabó el jueves a última hora, el debate versó sobre cómo Microsoft y Sony tratarán los juegos usados, un segmento que está creciendo con rapidez porque la generación de Facebook y el iPhone parece estar alejándose de la tradición de pagar por nuevas versiones de franquicias altamente publicitadas.   Continuación...