La agencia de medicamentos de la UE pide precaución con el diclofenaco

viernes 14 de junio de 2013 14:57 CEST
 

LONDRES, 14 jun (Reuters) - La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) advirtió el viernes de que el uso del analgésico común diclofenaco, especialmente en dosis elevadas, conlleva un riesgo adicional de ataques cardiacos que los médicos que recetan el medicamento deberían tener en cuenta.

Aunque dijo que los beneficios del diclofenaco, que producen varias empresas, siguen superando a los riesgos, la Agencia Europea del Medicamento recomendó tomar precauciones con ciertos pacientes.

"Los pacientes que tienen cardiopatías subyacentes graves o problemas circulatorios como insuficiencia cardiaca, enfermedades del corazón o que hayan sufrido un ataque cardiaco o un derrame cerebral con anterioridad no deberían utilizar diclofenaco", dijo en un comunicado.

La decisión de la EMA, realizada por su Comité de Evaluación del Riesgo en Farmacovigilancia, llega después de un amplio estudio internacional conocido el mes pasado que mostró que el uso de dosis elevadas de analgésicos como el diclofenaco y el ibuprofeno a largo plazo aumentan el riesgo de un capítulo vascular mayor - un ataque al corazón, derrame cerebral o muerte por enfermedad cardiovascular - en alrededor de un 30 por ciento.

Esto sitúa los riesgos cardiacos por medicamentos genéricos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el diclofenaco a la par con la nueva clase de AINE conocidos como inhibidores COX-2 o 'coxibs', entre los que está el Vioxx - un analgésico que el fabricante estadounidense de medicamentos Merck retiró de la venta en 2004 por su vínculo con riesgos cardiacos.

La EMA también dijo que los pacientes con ciertos factores de riesgo como una presión sanguínea elevada, colesterol en sangre elevado, diabetes o tabaquismo deberían "utilizar sólo el diclofenaco después de una consideración cuidadosa".

"También se recomienda a los profesionales de la salud que reevalúen de forma periódica la necesidad para los pacientes de continuar tomando la medicina", agregó.

La agencia dijo que la seguridad de los AINE se ha seguido de cerca en los últimos años en la Unión Europea y que las revisiones realizadas en 2005, 2006 y 2012 encontraron que estaban vinculados a un pequeño aumento del riesgo de coágulos de sangre, que en algunos casos llevan a ataques cardiacos o a derrames cerebrales. (Información de Kate Kelland; Traducido por Leticia Núñez en la Redacción de Madrid)