Cuentas iraníes de Gmail, objeto de pirateo antes de las elecciones

jueves 13 de junio de 2013 12:51 CEST
 

Por Gerry Shih

SAN FRANCISCO, 13 jun (Reuters) - Decenas de miles de cuentas de Gmail que pertenecían a usuarios iraníes han sido objetivo de una amplia campaña de piratería en las semanas anteriores a las elecciones presidenciales del viernes, dijo Google el miércoles.

La compañía con sede en Estados Unidos describió los ataques como amplios intentos de "phishing basados en correos electrónicos" que trataban de engañar a usuarios de Gmail confiados para que dieran sus nombres de usuarios y contraseñas. Agregó que se originaron en Irán y parecían estar "políticamente motivados en conexión con las elecciones iraníes del viernes".

Google dijo que tiene la política de alertar a los usuarios de "ataques patrocinados por el estado y otras actividades sospechosas", pero no identificó a los autores más allá de decir que parecía ser el mismo grupo responsable de una campaña de pirateo en 2011 relacionada con certificados digitales fraudulentos.

Las campañas de 'phishing' más recientes comenzaron hace casi tres semanas, según Google. El "momento y objetivo de las campañas" sugerían una conexión con las elecciones, dijo Google sin dar más detalles.

En su blog sobre seguridad, la compañía publicó un pantallazo de un email de 'phishing' que fingía ser de los administradores de Google. El email, enviado desde la cuenta "Email.Settings@gmail.com", contenía un vínculo con una página de registro falsa que pedía las credenciales de usuarios de Gmail.

"Proteger las cuentas de nuestros usuarios es una de nuestras principales prioridades, así que notificamos los blancos de ataques patrocinados por estados y otras actividades sospechosas, y tomamos otras acciones apropiadas para limitar el impacto de estos ataques en nuestros usuarios", dijo Google.

En 2011, un joven estudiante iraní que se atribuyó el pirateo de cuentas de Gmail pertenecientes a disidentes del Gobierno dijo a la prensa internacional que actuó por patriotismo, pero negó cualquier conexión con el Gobierno iraní. (Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid)