11 de junio de 2013 / 11:04 / en 4 años

España ligará remuneración regulada energía a bono Tesoro

* Industria prepara una reforma integral con la que ahorrar 4.000 mln eur

* Gobierno espera tener lista la reforma antes de fin de mes

* "Rentabilidad razonable" remunerará sólo inversión, no otras partidas

MADRID, 11 jun (Reuters) - El Gobierno español modificará el método de remuneración de las partidas reguladas del recibo de la luz para ofrecer una "rentabilidad razonable" ligada a la evolución del bono del Tesoro para evitar diferencias entre las distintas partidas que componen el recibo y salvar así posibles demandas, principalmente de los productores renovables.

"No está planteado una reducción a las primas, lo que está planteando es lo que establece la Ley (...) se trata de remunerarlas a lo que dice la ley, que es una rentabilidad razonable. Y además que no haya diferencias de remuneración de unas actividades a otras", dijo el ministro de Industria, José Manuel Soria en una conferencia para aclarar en un aparte con periodistas que será "el Tesoro más una serie de puntos básicos".

El ministerio de Industria está ultimando una reforma en profundidad del sector eléctrico español para atajar el problema del conocido como déficit de tarifa, la diferencia entre los costes e ingresos regulados.

Este déficit, que es avalado por el Gobierno, supone una deuda acumulada de más de 26.000 millones de euros de los consumidores con las empresas, que financian el déficit con cargo al recibo de la luz.

El ministro ha defendido en reiteradas ocasiones que pretende ajustar los costes del sistema en todas las partidas que componen la parte regulada del recibo, que pesa alrededor del 50 por ciento en el precio final de la luz, y que está compuesta principalmente por los costes de transporte, distribución, extrapeninsulares y renovables.

"Estamos hablando de la rentabilidad razonable de la que habla la ley, sobre el coste de la inversión, no sobre otras cosas, si hay otras cosas que no son el coste de la inversión eso no puede ser pagado con cargo al recibo de la luz, ni de las familias, ni de las industrias", afirmó Soria, que dijo desconocer el importe de la prima que se pagará sobre el bono del Tesoro.

La reforma, que según fuentes conocedoras de la misma se compondrá de un Real Decreto Ley y varios proyectos de ley, saldrá a la luz antes de finales de mes, previsiblemente en el Consejo de Ministros del día 21 de junio o una semana más tarde.

Fijando el concepto de rentabilidad razonable como base de la reforma, el Gobierno quiere hacer lo posible para asegurarse el éxito jurídico de la misma, ya que se espera que muchos inversores, sobre todo en energías renovables, intensifiquen la agresiva campaña de demandas y arbitrajes ante los cambios normativos que consideran que modifican las reglas del juego y son retroactivos.

El Tribunal Supremo ya utilizó la rentabilidad razonable como una de las bases para su sentencia ante la demanda presentada por diversas asociaciones de renovables a un decreto que recortaba las primas de las centrales y sobre la que falló en contra.

"No se demuestra que la rentabilidad razonable de las inversiones padezca por la limitación temporal objeto de litigio", afirmó en su sentencia de abril de 2012 el Tribunal Supremo a este respecto.

EN BUSCA DE UN AHORRO DE 4.000 MLN AL AÑO

El Gobierno pretende cuadrar el diferencial estructural entre ingresos y costes del sistema eléctrico, que se sitúa en el entorno de los 4.000 millones de euros anuales, con una reforma cuyo coste sea asumido a partes iguales por la industria y el propio Gobierno.

De este modo, el Ejecutivo quiere que las medidas de reducción de costes ideadas ahorren unos 2.000 millones de euros y que los otros 2.000 millones sean asumidos por el Gobierno, para lo cual busca fórmulas con las que evitar que incremente el déficit público algo que podría ocurrir si este extracoste se asumiese directamente a través de los Presupuestos Generales del Estado.

"La idea es que entre las medidas tomadas en 2012, las tomadas en 2013 y la nueva reforma, haya una distribución equilibrada de los costes de la misma entre consumidores, Estado y sector y, dentro del sector, equilibrio entre régimen ordinario y régimen especial", explicó una fuente conocedora de la reforma.

Uno de los puntos clave para conseguir este ahorro, sobre todo desde el punto de vista del Estado, es atajar los conocidos como costes extrapeninsulares, el sobrecoste que supone la generación en los sistemas aislados de las Islas Canarias y Baleares y que supone unos 1.800 millones de euros anuales.

El Gobierno ya ha lanzado una serie de medidas, ahora en fase de tramitación en el Congreso, con las que intenta introducir más competencia en las islas, incentivar la instalación de producción renovable y abaratar la factura de generación de unos sistemas cuya principal fuente de energía sigue siendo el fuel. (Información de Andrés González, Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below