Bill Clinton, elegido padre del año en Estados Unidos

martes 11 de junio de 2013 11:40 CEST
 

Por Francesca Trianni

NUEVA YORK, 11 jun (Reuters) - Ha sido comandante en jefe, hombre del año para la revista Time en 1993, tuvo esperanzas de convertirse en "primera dama" de Estados Unidos y ahora el ex presidente Bill Clinton opta a un nuevo título, el de Padre del Año.

La organización sin ánimo de lucro National Father's Day Council tiene previsto entregarle el galardón en un acto social para recaudar fondos para Save the Children en Nueva York el martes.

La hija de Clinton, Chelsea, tenía sólo 12 años cuando su familia se trasladó a la Casa Blanca y su mujer, la ex secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, trató de mantenerla apartada de los focos.

Una de las imágenes más icónicas de la familia en ese periodo fue cuando los tres fueron fotografiados, esperando con las manos agarradas la llegada de un helicóptero en terrenos de la Casa Blanca poco después de que surgiera la relación de Bill Clinton con la becaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky. Ese escándalo llevó al 'impeachment' de Clinton por perjurio.

Chelsea Clinton, hoy con 33 años y corresponsal especial para NBC News, dijo en su cuenta de Twitter "¡Estoy completamente de acuerdo!" cuando se hizo público el galardón en enero.

El National Father's Day Council citó la labor filantrópica de Clinton a través de la Fundación William J. Clinton y la Iniciativa Global Clinton, ambas creadas a raíz de dejar la Casa Blanca en 2001.

Además de sus trabajos de caridad, Bill Clinton participó en la campaña electoral de 2008 cuando Hillary Clinton optaba a la presidencia, bromeando con que si fuera elegida él asumiría el título honorífico de "primera dama".

Clinton, de 66 años, será homenajeado por su éxito en equilibrar su carrera con las exigencias de la paternidad, dijo la organización que le concede el premio en un comunicado.

Años después de dejar la Casa Blanca, con ocasión de la boda de su hija en 2010 con el banquero de inversiones Marc Mezvinsky, Bill Clinton dijo que estaba preparando el trabajo más importante de su vida: "llevar a Chelsea al altar". (Traducido por Inmaculada Sanz)