Centroizquieda de Italia arrasa en las elecciones municipales

lunes 10 de junio de 2013 23:08 CEST
 

Por James Mackenzie

ROMA, 10 jun (Reuters) - El maltratado centroizquierda italiano ganó el lunes las elecciones a la alcaldía de roma y otras 15 grandes ciudades, dando un impulso al primer ministro Enrico Letta y reforzando su liderazgo de la difícil coalición que mantiene con el centroderecho de Silvio Berlusconi.

La votación, marcada por una baja participación, asestó un duro golpe al partido Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi y el Movimiento antisistema 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, que sorprendió a Italia al conseguir una cuarta parte de los votos en las elecciones generales en febrero.

El candidato del centroizquierda en Roma, el excirujano Ignazio Marino, logró el 64 por ciento de los votos en una segunda vuelta el domingo y el lunes, derrotando al titular Gianni Alemanno.

"Hoy es un día en el que el centroizquierda ha obtenido unos extraordinarios resultados en muchas ciudades en toda Italia", dijo Marino a los periodistas. "Este es el capital y necesitamos recuperar el papel de líder moral de nuestro país", dijo.

Con alrededor de seis millones de votantes en más de 500 pueblos y ciudades, la votación era la primera gran prueba para el gobierno de Letta desde su formación en abril tras un largo estancamiento causado por las elecciones no concluyentes de febrero.

La gran coalición entre el Partido Democrático (PD) de centroizquierda de Letta y el PDL ha suscitado poco entusiasmo, incluso entre sus propios miembros, pero era la única vía posible después de que ningún partido se asegurara una mayoría en el parlamento.

Los resultados del lunes pusieron de manifiesto una amplia desilusión popular con los partidos en Italia, con una drástica caída de la participación electoral en la capital al 45 por ciento, por debajo del 63 por ciento de la segunda vuelta en 2008, cuando se convirtió en alcalde Alemanno.

Sin embargo, las elecciones eran vistas aún así como un éxito significativo para el dividido PD, después de haber echado a perder la ventaja de 10 puntos que tenía antes de las elecciones generales.

"En general, el resultado refuerza el gran gobierno de coalición", dijo Letta. "Estoy convencido de que hoy somos capaces de hacer un buen trabajo para obtener los resultados que esperan los ciudadanos".

La izquierda, a la que tradicionalmente le va bien en las elecciones locales, ganó las 16 capitales de provincia, incluida Roma, para recuperar algo de impulso después de su desastroso comienzo de año, cuando Pier Luigi Bersani fue derrocado como líder del partido. (Traducido por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid)