Abelló planea competir contra Villar Mir por Colonial -diario

jueves 6 de junio de 2013 09:03 CEST
 

MADRID, 6 jun (Reuters) - El empresario Juan Abelló estudia entrar en el capital de Colonial a través de una ampliación de capital por 700 millones de euros que prepara la inmobiliaria, según dijo el jueves Expansión, que cita fuentes próximas a la empresa catalana.

Abelló competiría por lo tanto con Juan Miguel Villar Mir, quien ha indicado públicamente su interés en recapitalizar la endeudada Colonial -que se encuentra en plenas negociaciones para reestructurar su deuda- pero que a día de hoy no ha materializado ninguna propuesta concreta.

De hecho, el diario El Confidencial publica el jueves que ha vencido la supuesta oferta vinculante presentada por el Grupo Villar Mir -no comunicado al supervisor bursátil- sin acuerdo entre las partes, lo que implicaría su rechazo por la inmobiliaria.

Según el portal, que no cita fuentes, la idea de Villar Mir -presidente de OHL - era inyectar unos 700 millones de euros en Colonial, dinero que iba a ser aportado por él mismo, la familia colombiana Santo Domingo, una de las más ricas de Latinoamérica, y la brasileña BTG Pactual, aunque la salida de la entidad financiera de ese pacto habría forzado a retirar la oferta. .

No fue posible obtener comentarios de Colonial ni del Grupo Villar Mir.

Fuentes próximas a Villar Mir dijeron a El Confidencial que el interés se mantiene vivo pero que esperan acontecimientos corporativos, en referencia a la supuesta puesta en venta de la francesa Société Fonciere Lyonnais (SFL), cuyo negocio está permitiendo a Colonial aguantar el fuerte bache inmobiliaria en España.

SFL, cotiza en la bolsa parisina y su capitalización asciende a 1.820 millones de euros. Su actividad se centra en el negocio patrimonialista en zonas "prime" de París, un mercado más resistente a los vaivenes del sector inmobiliario.

Colonial -cuyo accionariado está en manos de la banca como resultado de una refinanciación previa de su deuda- ha iniciado negociaciones con acreedores de su crédito sindicado por 1.700 millones de euros que vence a finales de 2014 y estudia también alternativas para desconsolidar Asentia, la filial en la que aparcó los activos "tóxicos" de suelo y promociones. (Información de Tomás Cobos y Jose Elías Rodríguez; editado por Robert Hetz)