La incorporación de chips a tabletas da buen resultado a Intel en 2013

martes 4 de junio de 2013 16:40 CEST
 

Por Clare Jim

TAIPEI, 4 jun (Reuters) - Intel está incrementando los esfuerzos para que se utilice una mayor cantidad de sus chips en dispositivos móviles, un mercado en el que respondió lentamente al principio, mientras que responsables dijeron que estiman la llegada al mercado este año de más de 30 tabletas que utilizan sus procesadores.

Samsung Electronics anunció el lunes que utilizará los procesadores de Intel para alimentar una nueva versión de una de sus tabletas Android de alta gama, mientras que Asustek Computer también exhibió diseños de tabletas y otros dispositivos que usan chips de Intel.

Ambas medidas se consideran un importante avance para el fabricante de chips de Estados Unidos.

"Estamos viendo realmente un gran ritmo en nuestros clientes. Tenemos ya más de 30 diseños de tabletas, con Android y Windows y esperamos tenerlas para las vacaciones", dijo Gregory Bryant, vicepresidente y gerente general de Intel para la región Asia Pacífico, en una entrevista el martes en la exposición comercial Computex, celebrada en Taiwán.

La compañía con sede en Santa Clara, California, durante décadas ha estado a cargo en la industria de los ordenadores personales, pero ha sido lenta en reaccionar a la explosión de los teléfonos inteligentes y las tabletas, mercados ahora dominados por rivales como Qualcomm y Samsung, que han estado utilizando la arquitectura de los chips con licencia de ARM Holdings.

Intel también presentó el martes su cuarta generación de procesadores, que está fabricada para ser usada en diseños 2-en-1, como los empleados en ordenadores que pueden pasar de ser una notebook a una tableta.

La firma señala que el nuevo procesador puede brindar un 50 por ciento de mejora en la vida útil de la batería y otorgar el doble de capacidad en gráficos.

Intel dijo en abril que sus ingresos en el actual trimestre disminuiría hasta un 8 por ciento y recortó sus planes de gasto de capital para 2013 debido a la caída en las ventas de ordenadores personales ante la creciente popularidad de las tabletas y los teléfonos móviles de alta gama. (Información de Clare Jim; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Leticia Núñez)