UE impondrá aranceles a productos solares pese a oposición -fuentes

martes 4 de junio de 2013 13:58 CEST
 

BRUSELAS, 4 jun (Reuters) - La Unión Europea seguirá adelante con los aranceles sobre miles de millones de euros de paneles solares chinos a pesar de las reticencias de Alemania, dijeron el martes fuentes cercanas al asunto, mientras sigue negociando con Beijing para resolver la disputa.

La Comisión Europa, el brazo ejecutivo de la UE, publicará este miércoles los detalles de las sanciones "anti-dumping" en su boletín oficial, lo que supondrá su entrada en vigor en los 27 países del bloque.

Los comisarios europeos darán su consentimiento definitivo el martes a las 1400 hora de Bruselas, dijeron a Reuters tres personas con conocimiento del tema.

Está previsto que el comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht, aproveche una rueda de prensa programada para las 1530 para confirmar una decisión avanzada por Reuters el pasado 3 de mayo.

Las sanciones entrarán en vigor durante un periodo de prueba y supondrán la medida más osada de la Comisión para protegerse de lo que Bruselas califica de "dumping" chino, o venta de un producto por debajo del coste.

La decisión muestra la determinación de De Gucht para seguir adelante con la iniciativa, la mayor de las que haya lanzado la Comisión, a pesar de la resistencia de Alemania y de alrededor de otros 15 estados miembros de la UE. La Comisión dice que China ha presionado a los países, amenazando con represalias si apoyan los aranceles.

Tras conversaciones con responsables chinos, se espera que la Comisión introduzca los aranceles progresivamente en lugar de comenzar con unos aranceles medios del 47 por ciento a los paneles importados de China, un umbral que dejaría fuera del mercado solar europeo a las empresas del gigante asiático.

"La idea detrás de las conversaciones con los chinos es tener un acercamiento gradual. Habrá un escalonamiento en los aranceles", dijo un alto funcionario de la UE.

Según la normativa comunitaria, los aranceles provisionales abren la puerta a una solución negociada como un acuerdo sobre un precio mínimo al que los productores chinos puedan vender paneles solares en Europa.

Si las negociaciones no resuelven la disputa, los aranceles provisionales se convertirán en permanentes durante cinco años a partir de diciembre. (Información de Robin Emmott, Francesco Guarascio y Ethan Bilby; traducción de Jose Elías Rodríguez)