París y Berlín promueven cambios en liderazgo de la zona euro

viernes 31 de mayo de 2013 19:31 CEST
 

Por Luke Baker

BRUSELAS, 31 mayo (Reuters) - Francia y Alemania han puesto todo su empeño en la creación de un presidente permanente para dirigir la política económica de la zona euro, un papel que marcaría un cambio fundamental sobre cómo se maneja la moneda del bloque.

El esfuerzo pone en entredicho el desempeño del ministro holandés de Finanzas, Jeroen Dijsselbloem, quien fue designado en enero presidente del Eurogrupo, integrado por los ministros de Finanzas de las 17 naciones del área monetaria, para un periodo inicial de dos años y medio.

Dijsselbloem, quien reemplazó al primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, ha inquietado a los mercados financieros después de asumir su cargo, especialmente por comentarios sobre Chipre y en torno a los depositantes en los bancos para que financien futuros rescates financieros.

Esos puntos de vista, aunque respaldados por algunos en el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, han enojado a funcionarios en París, Berlín y Bruselas.

En un encuentro en París el jueves, el presidente François Hollande y la canciller Angela Merkel acordaron proponer a otros líderes del bloque la designación de un jefe permanente del Eurogrupo, algo que Francia favorece desde hace algún tiempo.

"Un presidente a tiempo completo del Eurogrupo con poderes reforzados, incluyendo la posibilidad de delegar poder a otros ministros de la zona euro", sería la "contribución" conjunta a la próxima cumbre de la UE en junio bajo el título de "Reforzando la gobernaza y legitimidad de la zona euro".

El portavoz de Merkel dijo que el objetivo era crear una posición para que tenga un enfoque más dedicado a los asuntos de la zona euro.

"No debería ser un ministro de Finanzas de la zona euro sino un presidente cuyo trabajo sería coordinar intensivamente las tareas", dijo Steffen Seibert. "Será un trabajo muy exigente".   Continuación...