FMI recorta perspectivas de crecimiento de China

miércoles 29 de mayo de 2013 11:07 CEST
 

PEKIN, 29 may (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó su pronóstico de crecimiento para China este año a un 7,75 por ciento desde un 8 por ciento, citando la debilidad en la economía mundial y las exportaciones, lo que se suma a las preocupaciones de que la segunda mayor economía del mundo esté perdiendo impulso.

La decisión del FMI llega tras una serie de revisiones a la baja de estimaciones de crecimiento para China en 2013 por parte de economistas privados tras unos débiles datos de producción fabril e inversión para abril, junto a una vacilante actividad fabril en mayo.

El pronóstico del FMI está por encima de la meta del Gobierno del 7,5 por ciento, pero en línea con las recientes revisiones, incluyendo la de Bank of America-Merrill Lynch, que redujo su pronóstico este mes hasta el 7,6 por ciento desde un 8 por ciento, y Standard Chartered, que recortó su estimación a un 7,7 por ciento desde un 8,3 por ciento.

ING redujo el mes pasado su previsión al 7,8 por ciento desde el 9 por ciento.

"El ritmo de (crecimiento) de la economía debería repuntar moderadamente en el segundo semestre del año, cuando la expansión del crédito gane impulso en línea con una leve recuperación prevista de la economía global", dijo David Lipton, el primer subdirector gerente del FMI, en una rueda de prensa.

El FMI dijo que la prioridad de China debe estar en frenar el crecimiento de la financiación social, que se ha expandido a tasas de dos dígitos en los últimos meses, lo que lleva a la preocupación de que la oferta de crédito rápido del país podría alimentar la inflación en el futuro.

"La economía de China se enfrenta a retos importantes. En particular, el rápido crecimiento de la financiación social total genera preocupaciones sobre la calidad de la inversión y su impacto en la capacidad de repago", dijo Lipton.

"Si el crecimiento se desacelera bruscamente por debajo de la meta de este año, entonces el estímulo fiscal dentro del presupuesto se debe utilizar, centrándose en medidas que apoyen los ingresos y el consumo de las familias, como la reducción de las cotizaciones sociales, subsidios al consumo o el gasto neto en la seguridad social focalizada", dijo Lipton. (Información de Koh Gui Qing y Aileen Wang. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)