La OCDE empeora previsiones económicas de España

miércoles 29 de mayo de 2013 11:00 CEST
 

MADRID, 29 may (Reuters) - La OCDE ha empeorado sus proyecciones
para el PIB, el paro y el déficit de España, en un clima de recesión
continuada debido al fuerte ajuste fiscal puesto en marcha por el
Gobierno y a los elevados niveles de deuda privada, factores que según
la organización seguirán lastrando el consumo de los hogares.
    De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos (OCDE) apunta a la necesidad de que impulsar el
crecimiento, y no reducir el déficit, "debería ser la principal
prioridad del Gobierno".
    "El Gobierno debería tener como objetivo cumplir con los objetivos
de consolidación fiscal en términos estructurales, pero dejando que
actúen plenamente los estabilizadores automáticos", dijo la
organización en su informe sobre perspectivas económicas de primavera.
    Según la OCDE, nuevas medidas de ajuste permitirán a España que
siga reduciendo el déficit público -que bajó del 9,4 por ciento en
2011 al 7 por ciento en 2012, sin incluir las ayudas de Bruselas a la
banca española-, pero "el avance será lento debido al pobre
crecimiento".
    Desde mayo de 2010 España ha introducido duros ajustes de
austeridad al dictado de Bruselas con el fin de alejar los temores
ligados a la crisis de deuda de la eurozona, pero estos esfuerzos
están en tela de juicio por su efecto agravante en la recesión del
país.
    Pese a que el Gobierno rebajó recientemente sus previsiones
reconociendo que el escenario económico es más negativo de lo
anticipado inicialmente, las previsiones de la OCDE
vuelven a ser peores que las del Ejecutivo, como viene siendo la regla
en los últimos años.
    Las mayores divergencias se encuentran en el PIB de este año, para
el que la OCDE estima una caída del 1,7 por ciento, frente al -1,3 por
ciento que proyecta el Gobierno, y para la tasa de paro del año que
viene, con un nivel del 28 por ciento de la población activa para el
organismo internacional frente al 26,7 por ciento previsto por el
Ejecutivo de Mariano Rajoy.
    La elevada proyección de paro de la OCDE mete más presión a España
para que revise los efectos de la reforma laboral que introdujo el
Gobierno en 2012 y que, lejos de mejorar el panorama laboral, se ha
visto acompañada de un imparable aumento del desempleo desde su
introducción.
    La OCDE no entra en detalles sobre el mercado laboral español,
limitándose a señalar que debe "abolirse completamente la prórroga
automática o "ultraactividad" de los convenios vencidos. Aunque la
reforma del Gobierno limitó a un año la ultraactivdad, los agentes
sociales han acordado recientemente suavizar el cambio en la
normativa, de forma que los convenios podrán renovarse más allá de
dicho plazo si así lo consideran las partes
negociadoras. 

    A continuación, las principales modificaciones en las previsiones
de la OCDE, con las previsiones anteriores entre paréntesis.
                              2012           2013            2014
 PIB (variación)             -1,4%      -1,7% (-1,4%)   +0,4% (+0,5%)
 Tasa paro                    25,0        27,3 (26,9)    28,0  (26,8)
 Déficit público             -10,6        -6,9 (-6,3)    -6,4  (-5,9)
     (% del PIB)                                        
 Deuda / PIB                  90,5       97,8 (100,2)   103,5 (105,3)
 
 (Información de Tomás Cobos; editado por Robert Hetz)