El regulador europeo sospecha que un insecticida de BASF daña a las abejas

martes 28 de mayo de 2013 11:00 CEST
 

28 may (Reuters) - El regulador de la Unión Europea para seguridad alimentaria ha añadido un insecticida de la compañía BASF a la lista de químicos agrícolas sospechosos de influir en la disminución de poblaciones de abejas.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (ESFA, por sus siglas en inglés) dijo el lunes en un comunicado que el fipronil de BASF posee un "riesgo agudo para las abejas cuando se usa para tratar las semillas de maíz", citando las acumulaciones de polvo en particular.

BASF tiene hasta el 14 de junio para emitir algún comentario al informe para la Comisión Europea, que discutirá una posible prohibición con los Gobiernos de la UE en julio.

El mes pasado, la UE vetó durante dos años tres de los pesticidas más utilizados en el mundo por sospechas sobre su relación con el descenso de la población de abejas, insecto crucial en la producción de cultivos.

La prohibición afectó a pesticidas conocidos como neonicotinoides, producidos principalmente por la alemana Bayer y la suiza Syngenta, pese a que los 27 estados miembros de la UE no consiguieron llegar a un acuerdo en la materia.

BASF, que se negó a proporcionar sus datos de ventas de fipronil, dijo en su comunicado del lunes que las estimaciones de la EFSA no demuestran ningún nuevo riesgo para la salud de las abejas.

"BASF y otros expertos continúan convencidos de que la actual caída en las poblaciones de abejas es consecuencia de otras causas que no tienen que ver con el uso de productos que contienen fipronil en el tratamiento de semillas", añadió.

BASF afirmó que los productos con fipronil han estado en el mercado desde 1993 y son utilizados en más de 70 países.

A diferencia de los neonicotinoides, el fipronil no es de uso generalizado en Europa: solo cinco países lo utilizan en la producción de maíz.

(Traducido por Jaime Giménez)