Hackers chinos han obtenido diseños armamentísticos clave, dice un diario

martes 28 de mayo de 2013 11:09 CEST
 

WASHINGTON/CANBERRA, 28 may (Reuters) - Diseños de más de dos docenas de sistemas armamentísticos estadounidenses se han visto comprometidos por la acción de hackers chinos, según una información estadounidense que coincide con otra australiana que afirma que piratas chinos han robado los diseños de la nueva sede australiana de espionaje.

Citando un trabajo preparado para el Departamento de Defensa por parte del Comité de Ciencias de la Defensa, el Washington Post informó de que entre los diseños comprometidos estaban aviones y barcos de combate, además de misiles vitales para Europa, Asia y el Golfo.

Entre las armas que aparecen en el informe estaban el sistema avanzado de misiles Patriot, el sistema de defensa de misiles balísticos Aegis, los cazas F/A-18, el V-22 Osprey, el helicóptero Black Hawk y el avión de combate F-35.

El texto no especificaba el alcance o el momento de los ciberrobos ni indicaba si afectaron a redes informáticas del Gobierno de Estados Unidos o de alguna de las empresas que tiene contratadas o subcontratadas.

Pero el espionaje daría a China un conocimiento que podría explotar en caso de conflicto, como interceptar comunicaciones o corromper datos, dijo el Post. También podría acelerar el desarrollo que ha hecho Pekín de la tecnología de defensa china.

En un informe enviado al Congreso a principios de este mes, el Pentágono dijo que China estaba usando el espionaje para modernizar su Ejército y que el hackeo era un preocupación seria. Indicó que el Gobierno de Estados Unidos había sido el objetivo de un ataque que parecía "atribuible directamente al Gobierno y el Ejército chino". China dijo que el informe no tenía ninguna base.

China rechaza tanto el informe del Pentágono como uno de febrero de la compañía de seguridad informática estadounidense Mandiant, que dijo que detrás de los hackeos estaba una unidad militar china que había robado datos de un centenar de firmas.

ESPIONAJE EN AUSTRALIA   Continuación...