Nuevos palacios tecnológicos: ¿sedes visionarias o trofeos malditos?

lunes 27 de mayo de 2013 14:44 CEST
 

Por Bill Rigby y Alistair Barr

SEATTLE/SAN FRANCISCO, EEUU, 27 may (Reuters) - Aunque gran parte de la América corporativa se está retirando del frente inmobiliario, las cuatro empresas de tecnología más influyentes de Estados Unidos están planificando cada una sede que bien podrían ganar el Premio de arquitectura Pritzker para la arrogancia.

Amazon.com reveló esta semana sus planes para levantar tres burbujas verdes en el centro de Seattle, uniéndose a la "nave espacial" circular de Apple, al complejo de oficinas abiertas de Facebook diseñado por Frank Gehry y a un nuevo Googleplex en la lista de trofeos previstos.

"Supone un deseo, una declaración, decir que somos especiales, que somos diferentes. Hemos cambiado el mundo y vamos a seguir haciéndolo", dijo Margaret O'Mara, profesora asociada de historia en la Universidad de Washington, que ha escrito sobre los edificios de Silicon Valley.

"También es una reflexión sobre las sólidas cuentas bancarias. Tienen un montón de dinero en efectivo".

Históricamente, sin embargo, cuando una empresa se preocupa por la grandeza de sus edificios suele indicar una buena racha del negocio. Estas fantásticas instalaciones pueden acabar siendo poco más que monumentos a la vanidad y una pérdida del foco en el negocio principal que llevó al éxito en primer lugar.

"He estado pensando que la nave espacial de Apple va a recibir el apodo de "Estrella de la muerte", porque el proyecto es tan grande y el momento es tan malo", dijo el gerente de fondos de riesgo de Ram Partners Jeff Matthews.

Apple, Amazon, Google y Facebook están peleándose por reclutar talento tecnológico y sus campus atractivos están ayudando a ello, pero el plan de Apple no ha sido bien recibido por los inversores, dijo Walter Price, que gestiona fondos tecnológicos en RCM Capital Management.

  Continuación...