El Papa pide a la mafia que deje de arruinar vidas y se arrepienta

domingo 26 de mayo de 2013 17:32 CEST
 

ROMA, 26 may (Reuters) - El papa Francisco criticó el domingo a las organizaciones mafiosas que explotan y esclavizan a seres humanos y pidió a los mafiosos que se arrepientan, unas palabras que recordaron una conmovedora súplica realizada por Juan Pablo II hace 20 años.

Francisco hizo estas declaraciones tras la bendición semanal del Angelus en la plaza de San Pedro, refiriéndose por primera vez a la mafia desde que se convirtió en pontífice hace dos meses.

Los asesinatos de personalidades por parte de la mafia han caído desde los niveles de los años 90, pero a través de actividades como prostitución, extorsión y tráfico de drogas aún sigue siendo una poderosa influencia sobre el país y su economía.

Los principales clanes mafiosos de Italia - la Cosa Nostra, la calabresa 'Ndrangheta y la Camorra napolitana - tienen un volumen económico anual conjunto de 116.000 millones de euros, según las Naciones Unidas.

Esa cifra es superior a las ventas anuales de la mayor compañía de Italia, el gigante petrolero Eni.

Francisco recordó el ejemplo del sacerdote antimafia siciliano Giuseppe Puglisi, que murió a manos de hombres armados en 1993 a las puertas de su casa en Palermo, y fue beatificado el sábado.

"Mis pensamientos están con el sufrimiento de mujeres, hombres y también niños que son explotados por muchas mafias que los convierten en esclavos a través de la prostitución, a través de muchas presiones sociales", dijo.

"No pueden hacer esto, no pueden hacer esclavos a nuestros hermanos, debemos rezar al Señor para que estos mafiosos se conviertan a Dios".

(Información de Gavin Jones; Traducido por Inmaculada Sanz)