Los rivales de Google, molestos porque la UE juega a lo seguro

domingo 21 de abril de 2013 17:42 CEST
 

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS, 21 abr (Reuters) - ¿Cuál es la mejor forma de lidiar con un complejo caso legal que amenaza con prolongarse años mientras deja libre de restricciones a un actor dominante en un importante mercado económico?

Para el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, la respuesta al caso de Google estaba clara. No era el largo y sinuoso camino de acusaciones formales y una potencial multa para el buscador más popular del mundo, sino una más rápida: tratar de alcanzar un acuerdo.

Google presentó formalmente sus concesiones a la Comisión Europea la semana pasada, buscando poner fin a un caso de 30 meses de duración. Los reguladores dijeron que realizarían "una prueba de mercado" de las propuestas en breve, indicando que estaban contentos con la oferta.

Mientras la Comisión, la autoridad de competencia de la UE, y la empresa estadounidense podrían estar felices con el resultado, algunos rivales de Google no se encontraron tan convencidos.

Lo vieron como una oportunidad perdida por parte de los reguladores para encarar a lo que consideran un actor dominante decidido a aplastar a rivales menores y frustrar cualquier opción que pudieran tener.

Por su parte, Almunia defiende el acuerdo, diseñado para asegurar una resolución del caso sin tener que probar una culpabilidad y establecer una multa.

De ese modo, los consumidores se beneficiarían más rápidamente de la resolución, en lugar de tener que esperar años como en pasados casos de la UE contra Microsoft e Intel.

"Preferimos concluir los casos rápidamente cuando esto trae más beneficios a los mercados. En ciertas industrias, como la alta tecnología y los mercados en rápida evolución, es importante que la competencia se restaure rápidamente y de forma efectiva", dijo Almunia a comienzos de mes.   Continuación...