Presidente Pescanova vendió 7% capital para prestar a la empresa

lunes 15 de abril de 2013 16:51 CEST
 

MADRID, 15 abr (Reuters) - El presidente de Pescanova , Manuel Fernández de Sousa, comunicó el lunes que a lo largo de los meses de diciembre, enero y febrero redujo a la mitad su participación en la sociedad vendiendo un siete por ciento del capital para prestar el dinero obtenido a la propia empresa.

En un comunicado de Pescanova, la empresa asegura que el presidente ha aportado a la CNMV documentación que acredita la entrega a la sociedad de la liquidez generada en la operación -que generó "importantes pérdidas a Fernández de Sousa" -.

En base a la Ley, cualquier miembro del consejo de cualquier sociedad cotizada ha de comunicar al regulador bursátil cualquier cambio de participación en un plazo máximo de cuatro días. La última comunicación formal de Fernández Sousa a la CNMV databa del 26 de septiembre del año pasado, cuanbdo ostentaba una participación del 14,426 por ciento.

En un comunicado aparte, Pescanova también desvela que ha presentado en el juzgado de lo mercantil de Pontevedra la solicitud de concurso voluntario de acreedores aprobada el pasado el pasado 5 de abril con el voto en contra de cinco de los doce consejeros que también se opusieron a la destitución del auditor de cuentas de la sociedad.

La CNMV, que está investigando un posible uso de información privilegiada en Pescanova, ha requerido a la sociedad en varias ocasiones a presentar detalles de sus cuentas de 2012 que no han sido firmadas por el consejo y tampoco auditadas.

Hoy lunes a las doce de la noche vence el último plazo que el regulador ha dado a la sociedad para presentar cuentas después de que la empresa reconociese "discrepancias" en la deuda del grupo que desembocaron en la actual batalla en torno a una sociedad que solicita concurso con ingresos de más de 1.000 millones y un beneficio declarado a septiembre de 2012 de 25 millones de euros.

En la batalla que se libra en torno al consejo de la empresa, cuya deuda podría ser 1,7 veces superior a la declarada según diversas fuentes, el pasado jueves el supervisor bursátil se reunió con los accionistas críticos con los gestores, que se quejaron de falta de comunicación y ausencia de información relevante, según dos fuentes con acceso al contenido de la reunión.

"Preocupado por la situación de tesorería del Grupo y las dificultades que Pescanova tenía para financiarse, decidió poner su patrimonio a disposición de la compañía para resolver problemas urgentes de liquidez", señala el lunes el presidente de la firma en el comunicado con el membrete del grupo.

En los tres meses en los que el presidente del grupo realizó las ventas de acciones, estas se movieron entre los 13,76 y los 17,99 euros, lo que para una participación del 7 por ciento equivale a entre 27 y 36 millones de euros. (Información de Carlos Ruano; Editado por Tomás Cobos)