12 de abril de 2013 / 15:23 / hace 5 años

Los patrocinadores tienen poco apetito por el GP de Bahréin

* Abu Dabi supera a Bahréin como destino de patrocinadores de F-1

* Organizadores locales dicen que venta de entradas sube frente año pasado

Por Keith Weir

LONDRES, 12 abr (Reuters) - Las empresas que ayudan a financiar las carreras de Fórmula Uno están limitando su implicación en el Gran Premio de Bahréin, ahorrando parte de su caja destinada a publicidad a carreras menos sensibles en términos políticos.

El gran premio se canceló en 2011 tras las sangrientas medidas con las que se respondió a una revuelta pro democrática, pero los patrocinadores sufrieron el pasado año después de que los organizadores hiciesen caso omiso de las voces en Bahréin y el extranjero que pedían a los equipos que no compitieran, mientras la policía y los jóvenes chocaban en las calles con gas lacrimógeno y cócteles molotov.

La carrera el 21 de abril volverá a atraer la atención sobre los derechos humanos en el reino del Golfo. Con un enfoque pragmático, muchos patrocinadores harán del Gran Premio de Abu Dabi en noviembre el centro de sus actividades promocionales para la Fórmula Uno este año en Oriente Próximo.

“Abu Dabi se ha llevado mucho de Bahréin. Pese a los problemas en Bahréin, la carrera de Abu Dabi es más interesante para los patrocinadores” dijo Jim Wright, consultor de patrocinadores que trabaja para este deporte desde hace 18 años.

Bahréin fue el primer país de Oriente Próximo en albergar un gran premio en 2004, pero Abu Dabi se sumó a la agenda en 2009 con el circuito de Yas Marina, espléndido incluso dentro del mundo de la Fórmula Uno.

“La carrera al final del año también es una ventaja para Abu Dabi” dijo Wright. “Ahora empieza la primavera (en Europa), y los patrocinadores tienen la oportunidad de llevar a gente a las carreras en Barcelona y Monte Carlo el próximo año”, dijo.

Las protestas pro democráticas en Bahréin se suceden desde comienzos de 2011, inspirado por la más amplia Primavera Árabe que hasta la fecha ha forzado a los gobernantes a ceder el poder en Túnez, Egipto, Libia y Yemen.

Los críticos dicen que estar en la carrera da un impulso a los gobernantes de Bahréin, aunque el pasado año, pese a que se imbuyó en el lema “UniF1ed” (UniF1cados), se percibió como un revés para las relaciones públicas del gobierno, mientras daban la vuelta al mundo imágenes de televisión sobre las protestas y una fuerte presencia policial.

Dos conocidas marcas se caerán del equipo McLaren en el circuito del desierto de Sajir en Bahréin, aunque las compañías implicadas dijeron que no hay un objetivo político.

Diageo dice que su marca de whisky Johnnie Walker no estará debido a la sensibilidad local respecto al alcohol.

“En línea con otros grandes premios en países musulmanes y en cualquier otro sitio, para la carrera de Bahréin siempre hemos planeado respetar las costumbres y las leyes y no activar la marca Johnnie Walker en coches y pilotos”, dijo una portavoz de Diageo.

Vodafone, que también patrocina a McLaren, dijo que en Bahréin aparecerán los logos de su socio en Oriente Próximo Zain en los coches y uniformes de los pilotos, en lugar de su propio logo.

Vodafone, que termina su patrocinio del equipo al final de esta temporada, dijo que fue una decisión comercial, más que política.

UN GRAN DÍA DE COBRO

La Fórmula Uno, que se ha convertido en las últimas décadas en un exitoso negocio de la mano del británico Bernie Ecclestone, logra la mayoría de su dinero por tasas que pagan los lugares donde se desarrollan las carreras y por los derechos de retransmisión televisiva.

Bahréin paga unos 40 millones de dólares al año para estar en el calendario de 19 carreras, lo que la hace valiosa para el deporte. Ecclestone dijo la semana pasada que no le preocupaba la carrera de este año después de que la oposición y el gobierno del país retomasen sus conversaciones de reconciliación en febrero.

El consejero delegado del Circuito Internacional de Bahréin dio una nota positiva tras una carrera que se realizó en un contexto de aforo medio vacío.

“Las ventas de entradas, por ejemplo, están por encima de las del año pasado”, dijo el jeque Salman bin Isa Al Jalifa a Reuters.

“Esto es grande para Bahréin, y a la vez pone al Reino de Bahréin en el mapa del mundo”, dijo.

La propia carrera está patrocinada por Gulf Air, la aerolínea nacional de Bahréin, que es parte de la cartera de su fondo soberano Mumtalakat. El fondo posee una participación en el equipo McLaren.

Los invitados por las empresas que acuden a las carreras de Fórmula Uno tienen la oportunidad de estar codo con codo con pilotos como el campeón mundial Sebastian Vettel o Lewis Hamilton en la zona de paddock, disfrutando de comida gourmet y los mejores asientos del lugar.

La precaución parece ser la palabra prohibida entre los patrocinadores, normalmente interesados en hablar de su implicación con este deporte.

La petrolera Shell, que patrocina al famoso equipo italiano Ferrari, dijo que su implicación en Bahréin sería igual que la del año anterior, enviando sólo tres analistas técnicos para dar soporte sobre combustible y lubricantes.

El banco suizo UBS, un patrocinador mundial de la Fórmula Uno, no llevará a clientes a Bahréin, y concentrará su hospitalidad en la región en Abu Dabi. (Información adicional de Aamer Mohammed in Manama.Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below