11 de abril de 2013 / 10:49 / en 4 años

Los ministros de la UE abordarán el rescate de Chipre y la unión bancaria

* Alemania expresa preocupaciones legales sobre la supervisión del BCE

* Los ministros reflexionan si imponer pérdidas a los depositantes

* Irlanda y Portugal tendrán más tiempo para devolver créditos

Por John O'Donnell y Jan Strupczewski

DUBLÍN, 11 abr (Reuters) - Las consecuencias del complicado rescate a Chipre estarán en lo alto de la agenda de la cumbre de dos días que comienza el viernes en Dublín y que también se centrará en la creciente reticencia de Alemania a la reforma bancaria en la zona euro.

El malestar por el paquete de rescate a Chipre creció el miércoles después de que Reuters y otros medios obtuvieran documentos que detallaban cómo se financiará el rescate y con cuánto se espera que Chipre contribuya.

Pese a que inicialmente se pensaba que Chipre aportaría 7.000 millones de euros, y el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea proporcionarían 10.000 millones, los documentos muestran que el paquete total costará ahora 23.000 millones de euros, de los que Chipre asumirá 13.000 millones.

Además, se espera que Chipre venda 400 millones de euros de sus reservas de oro, y tendrá que subir los impuestos corporativos y las tasas a las ganancias de capital en un momento en el que se espera que su economía se contraiga más de un 12 por ciento en los próximos dos años.

El cierre completo de un banco chipriota, Popular, y la cancelación de una parte de la deuda garantizada y de los depósitos no asegurados del mayor banco, Bank of Cyprus, costarán un total de 10.600 millones de euros, según mostraron los documentos.

Aunque los detalles del programa han sido ya acordados entre Nicosia y la UE y el FMI, la ministra de Finanzas de Finlandia dijo el miércoles que aún había potencial para ajustes menores. Probablemente habrá un intenso debate sobre si el rescate se ha llevado a cabo con éxito.

"Algunos detalles podrían cambiarse el viernes", dijo Jutta Urpilainen a los periodistas en Helsinki, recalcando que no se refería a las cifras de los titulares, sino a los números internos.

La cumbre de Berlín, un encuentro informal de los 27 ministros de finanzas de la UE en el que no se esperan decisiones, también examinará los problemas de Eslovenia y debatirá formas de impulsar una "unión bancaria" en los países de la eurozona y en otros de la UE.

A largo plazo, es el debate sobre la unión bancaria el más crítico dado que toca temas como la forma en que resolver el problema de los bancos malos, como aplicar un marco único de garantía de depósitos y cómo establecer un único fondo de resolución.

En junio del año pasado, los líderes de la UE acordaron que el establecimiento de una unión bancaria era un paso esencial para romper el bucle ruinoso entre los bancos grandes y con problemas y los endeudados gobiernos soberanos, para evitar que unos hagan caer a otros.

¿RETRASOS?

Pero el dinamismo hacia la unión bancaria se ha reducido, especialmente entre algunos altos cargos alemanes, al surgir complejidades y potenciales dificultades del plan.

La principal preocupación de Berlín, que es la principal economía de la eurozona, es quedar enganchada a financiar una serie interminable de rescates bancarios en toda la eurozona.

"Los alemanes han planteado obstáculos constantemente", dijo un alto cargo de la UE, frustrado por el retraso. "Todo el mundo se está cansando de ellos", añadió.

Las autoridades alemanas dicen que están plenamente comprometidas con el debate y que sólo les preocupa asegurarse de que se dan los pasos adecuados en cada momento, argumentando que una decisión apresurada sobre una unión bancaria no será buena a largo plazo, dicen.

Pero otros cargos de la UE sugieren que hay reticencia alemana a estancarse en una legislación potencialmente divisoria antes de las elecciones de septiembre, para no dañar las posibilidades de reelección de la canciller Angela Merkel.

Uno de los temas más delicados que se abordarán el viernes y el sábado será una propuesta de Irlanda, que ostenta la presidencia rotatoria de la UE, para imponer pérdidas a los depósitos interbancarios en manos de entidades con problemas como otra forma de resolver las dificultades. (Traducido por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below