11 de abril de 2013 / 6:44 / hace 5 años

Obama presenta su apuesta para una reforma fiscal en EEUU

* Presidente busca mantener tasas tributarias a individuos estables

* Plan pondría límite a beneficios para los ricos, corporaciones

* También propone aumentar impuesto a las propiedades

Por Kim Dixon

WASHINGTON, 11 abr (Reuters) - El presidente Barack Obama planteó nuevamente el miércoles sus ideas sobre impuestos, esperando recaudar 580.000 millones de dólares en ingresos de los ricos en el próximo decenio dentro de una apuesta inicial para lograr un acuerdo con el Congreso para modernizar el código tributario de Estados Unidos.

Si bien es seguro que su proyecto no avanzará al completo, la propuesta de presupuesto para 2014 contiene elementos que posiblemente generarán debate, incluida la idea de aplicar impuestos más estrictos a los derivados, mientras los legisladores evalúan modernizar el código tributario y tienen el límite de endeudamiento del Gobierno.

“Todas estas son apuestas iniciales en cualquier gran negociación, así que desde esa perspectiva son importantes”, dijo Chris Krueger, analista de Guggenheim Partners.

Los republicanos del Congreso han criticado la propuesta de presupuesto del presidente demócrata, destacando las dificultades para forjar un plan de reducción del déficit a largo plazo.

El presupuesto de Obama no busca aumentar los impuestos a las personas, como había propuesto en presupuestos previos. Durante años, buscó aumentar los tributos a las familias con ingresos superiores a los 250.000 dólares.

Obama y la mayoría de los republicanos acordaron durante la pugna fiscal del año pasado aumentar las tasas para las familias que ganan más de 450.000 dólares al año, a un 39,6 por ciento desde un 35 por ciento.

Un alto cargo del Gobierno dijo el miércoles que la Casa Blanca prefirió no volver a lanzar esa batalla.

El presupuesto de Obama también propone un nuevo “impuesto Buffett”, una tasa mínima para los ricos nombrada como el inversor Warren Buffett, que incorporaría gradualmente un gravamen mínimo de un 30 por ciento para las familias que ganen más de un 1 millón de dólares.

La propuesta recupera la oferta que Obama realizó el año pasado al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, durante las negociaciones para evitar el abismo fiscal.

El presupuesto también recuerda una propuesta para limitar los beneficios tributarios para los contribuyentes más ricos, comenzando con las familias de ingresos cercanos a los 250.000 dólares, limitando el valor de las deducciones y lagunas al determinar las rentas tributables.

El límite gradual a las deducciones es ahora parte del código tributario para los contribuyentes más acaudalados. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below