10 de abril de 2013 / 19:43 / hace 4 años

Sube la tensión en centroizquierda italiana por el estancamiento político

* Joven alcalde de Florencia pide nuevas elecciones

* Acusa a rivales de centroizquierda de “duplicidad”

* Elección de presidente es próxima prueba para el Parlamento

Por James Mackenzie

ROMA, 10 abr (Reuters) - La alianza de centroizquierda en Italia mostró nuevas señales de división el miércoles después de que el rival del líder del Partido Democrático, Pier Luigi Bersani, denunciase al liderazgo del grupo en momentos en que los esfuerzos para formar un gobierno entran en una fase crítica.

El estancamiento dejó a la tercera economía de la zona euro con un gobierno interino mientras se profundiza la recesión que muchos analistas esperan dure al menos hasta el próximo año.

Matteo Renzi, el alcalde de Florencia de 38 años que sin éxito desafió a Bersani en las primarias del partido el año pasado, ha expresado un creciente desacuerdo mientras se alarga el estancamiento causado por las elecciones no concluyentes de febrero.

Hasta ahora no ha atacado a Bersani por su nombre pero pidió el fin del impasse, diciendo que la centroizquierda debe abandonar sus objeciones a lidiar con el bloque de centroderecha de Silvio Berlusconi o aceptar la necesidad de otras elecciones.

“Personalmente, soy una de esas personas que esperan votar lo más pronto posible porque las elecciones no resultaron en una mayoría”, dijo Renzi. “Cada día que esperemos es un día perdido para Italia”, agregó.

En una señal de creciente fricción en la centroizquierda, Renzi acusó a funcionarios del Partido Democrático sin identificar de trabajar a traición para quitarle autoridad.

“Lamento la duplicidad de gente que habla de una manera y actúa de otra. Le diría a estas personas falsas: tal vez no tenga éxito en cambiar la política, pero la política no me cambiará”, escribió en su página de Facebook.

Detrás de las disputas hay un potencial y grave quiebra dentro de la centroizquierda, que ha luchado para contener sus divisiones desde que Bersani fracasó en asegurar una mayoría viable en el Parlamento pese a una fuerte ventaja en las encuestas antes de las elecciones.

ESTANCAMIENTO

Más de 40 días después de las elecciones, los divididos partidos políticos aún están lejos de alcanzar un acuerdo que permita la formación de un nuevo gobierno.

Impulsado por encuestas que muestran que el Partido Democrático podría ganar un 32,5 por ciento de los votos con él como líder comparado con un 28,2 por ciento bajo Bersani, Renzi dejó en claro su ambición de liderar la centroizquierda si se realizan nuevas elecciones.

Por su parte, Bersani, de 61 años, ha dicho que realizar nuevas elecciones sería un desastre, aunque ha descartado una llamada “gran coalición” con Berlusconi.

La causa inmediata del enojo de Renzi fue que no lo eligieron como un representante regional para elegir al próximo presidente de Italia que sucederá a Giorgio Napolitano, cuyo mandato termina el 15 de mayo.

La selección del mandatario es la próxima gran prueba que enfrentan los partidos rivales, que votan en una asamblea de las dos cámaras del Parlamento junto con representantes de las regiones.

Tras una cerrada votación del grupo del PD en el gobierno local de la Toscana, Renzi no fue elegido como uno de los tres representantes de la región, lo que lo llevó a culpar a “llamadas telefónicas de Roma”.

Bersani negó cualquier participación en una entrevista con el canal Rai 1 el miércoles.

“No hice ninguna llamada telefónica”, dijo Bersani, que añadió que la selección de electores era el menor de los problemas del PD en este momento al tiempo que reafirmó su determinación de formar un Gobierno.

La polémica entre los dos políticos pesará en los esfuerzos para mantener unido al partido durante el estancamiento político.

Bersani se reunió con Berlusconi el martes para intentar hallar elementos en común para un acuerdo antes de la elección del presidente. Ambas partes dijeron que el encuentro resultó bien pero no había señales de ningún acuerdo para formar un gobierno. (Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below