Aire tóxico en Europa: más claro pero no más limpio

miércoles 10 de abril de 2013 15:28 CEST
 

* Leyes históricas hacen que el aire parezca limpio, pero sigue siendo mortal

* Los esfuerzos de la UE para reforzar los estándares afrontan oposición

* Los activistas se centran en los costes sanitarios de los problemas pulmonares

* Una concienciación pública cada vez mayor podría ayudar a una normativa futura

Por Nina Chestney y Barbara Lewis

LONDRES/BRUSELAS, 10 abr (Reuters) - Los europeos ya no observan el tipo de contaminación que mató a miles de londinenses en la "Gran niebla" de Londres en 1952, pero el aire que respiran sigue conteniendo amenazas invisibles apenas menos mortales y poco más controladas.

Aunque se ha prestado atención a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a las que se culpa del calentamiento global, sustancias más directamente dañinas para la salud humana, sobre todo óxidos de nitrógeno, emanan de motores diesel y de las plantas energéticas que queman carbón, que se ha ido abaratando a medida que los estadounidenses explotan nuevas reservas de gas.

El resultado, dicen los que presionan por lograr un cambio, es una calidad del aire cada vez peor que acorta vidas. Aún así, una iniciativa de la Comisión Europea para endurecer las normas de emisiones de los vehículos está siendo desafiada por algunos fabricantes de coches.

Y, dado que los negocios y gobiernos en Europa están desesperadamente faltos de dinero para nuevas regulaciones o tecnologías, se prevé que una nueva ley de calidad del aire más amplia se tope con oposición cuando el Ejecutivo de la UE la proponga a los estados miembros, probablemente este año.   Continuación...