9 de abril de 2013 / 20:40 / en 4 años

Bersani se reúne con Berlusconi para intentar abrir el bloqueo en Italia

* Responsable de partido de Bersani dice reunión con Berlusconi fue buena

* Diálogo se centra en elección presidencial, no en pacto de gobierno

* Bersani sigue rechazando coalición con Berlusconi

Por Steve Scherer

ROMA, 9 abr (Reuters) - El líder de la centroizquierda italiana, Pier Luigi Bersani, se reunió el martes con su rival de centroderecha Silvio Berlusconi para debatir sobre la elección del próximo presidente del país, lo que brinda ciertas esperanzas de poder superar el estancamiento político que domina la nación desde las elecciones de febrero.

"Fue una buena reunión pero estamos en el principio", dijo Enrico Letta, segundo del Partido Democrático (PD) de Bersani, a periodistas en el Parlamento.

Letta indicó que el encuentro se había centrado sólo en la elección del próximo presidente, no en un posible acuerdo para formar Gobierno.

El líder partidario añadió que habría más reuniones en los próximos días con el partido Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi y otras fuerzas políticas, pero aclaró que no se habían discutido nombres en el encuentro del martes, para preparar el camino para el inicio del proceso de elección presidencial el 18 de abril.

La elección del próximo presidente, para designar al sucesor del jefe de Estado Giorgio Napolitano cuyo mandato finaliza el 15 de mayo, es la próxima gran prueba para los divididos partidos políticos italianos, que no han podido llegar a un acuerdo para conformar un Gobierno tras los comicios nacionales.

No está claro cuánto podría allanar ese camino la elección presidencial, pero el tono tras el encuentro era mucho más cordial de lo que ha sido en los últimos días.

"Fue útil tener claridad sobre los criterios que necesitamos primero para acordar una serie de nombres, y luego (escoger) una persona que pueda unir al país", dijo Letta.

"En un momento de gran división, sentimos una fuerte necesidad de dar una señal de unidad al país. Es por eso que queremos tratar de hallar unidad en torno al nombre que ambos (partidos) podemos respaldar", añadió.

En un comunicado aparte, el secretario del PDL Angleino Alfano dijo que el presidente tendría que ser una figura que pueda representar la unidad nacional y que no podía ser hostil a ningún partido.

"NO NOS HEMOS OLVIDADO"

La votación del próximo presidente de Italia será vital porque, ante el inminente fin de su mandato, Napolitano ya no tiene el poder para disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones, y dependerá de su sucesor encontrar una manera de salir del estancamiento.

Bersani, quien obtuvo en los comicios de febrero la mayoría en la Cámara baja pero no logró la mayoría en el Senado que le habría permitido formar Gobierno, ha rechazado hasta el momento las demandas de Berlusconi de formar una "gran coalición" entre ambas fuerzas rivales.

La otro partido importante, el Movimiento 5 Estrellas antisistema del ex cómico Beppe Grillo, ha rechazado una alianza con cualquiera de las dos grandes formaciones, a las que culpa de la profunda crisis social y económica de Italia.

En una entrevista con el canal de televisión estatal RAI previamente, Bersani se mantuvo firme en su rechazo a las demandas de Berlusconi para formar una coalición y dijo que el líder de centroderecha ha mostrado durante el Gobierno tecnócrata de Mario Monti que no es de fiar.

"Cuando me reúna con él, le diré: 'no nos hemos olvidado. Te conocemos aún si tratas de disfrazarte'", señaló.

"Nosotros somos fiables y buscamos fiabilidad en otros, si hay propuestas veremos. Sólo que no deberían venir con propuestas para un 'governissimo' porque eso no es posible. Si tienen otras ideas, podemos hablar de eso", agregó.

Hasta ahora Bersani se ha mantenido firme en su rechazo a un acuerdo con Berlusconi, pese a las crecientes peticiones de importantes figuras de su partido para un diálogo con la centroderecha que evitar unas nuevas elecciones potencialmente desestabilizadoras.

El líder de centroizquierda quiere presentar un paquete de propuestas limitadas al Parlamento y buscar un acuerdo más amplio entre los partidos para una serie de reformas institucionales, incluyendo cambios a la criticada ley electoral que llevó al estancamiento.

Berlusconi ha pedido que la centroderecha pueda elegir al próximo jefe de Estado como precio a pagar por su apoyo a un Gobierno liderado por la centroizquierda. El multimillonario afirma que la única alternativa son nuevos comicios lo más pronto posible, en junio o julio. (Información adicional de Roberto Landucci; Escrito por James Mackenzie; Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below