Fitch advierte a Portugal tras el rechazo judicial al plan de austeridad

lunes 8 de abril de 2013 20:39 CEST
 

LONDRES, 8 abr (Reuters) - La agencia de calificación crediticia Fitch advirtió el lunes que podría bajar aún más la nota de deuda de Portugal desde el actual territorio basura si el rechazo de la semana pasada a las medidas de austeridad por parte de su Tribunal Constitucional altera los planes de recuperación fiscal del país.

Fitch califica actualmente a Portugal con la nota "BB+" con perspectiva negativa, algo que según la agencia tradicionalmente termina en una rebaja en cerca del 50 por ciento de los casos.

El Tribunal Constitucional de Lisboa rechazó el viernes cuatro de las nueve medidas de austeridad en el presupuesto de este año, recortes que están vinculados a un rescate de 78.000 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fitch dijo que la incertidumbre causada por el "no" fue un revés potencial para el programa de ajuste del país y puso una presión adicional sobre la calificación soberana.

"La incertidumbre política o la concreta caída en la consolidación fiscal podría poner presión negativa en las calificaciones", dijo Fitch en un comunicado.

La preocupación principal fue el fallo que arrojó dudas sobre los planes del Gobierno de recortar los salarios del sector público.

"Al bloquear un plan para suspender el pago de los salarios mensuales de los trabajadores estatales, el fallo podría ser interpretado como un afirmación de que todos los recortes del gasto público que afectan a los funcionarios públicos son inconstitucionales", añadió.

"Si esta interpretación es correcta, la decisión representa un revés para los esfuerzos futuros de ajustes fiscales en Portugal. Esta es una preocupación mayor que su impacto inmediato", dijo Fitch.

El Banco Central Europeo (BCE) ya ha modificado sus reglas para asegurar que los bancos puedan seguir utilizando los bonos portugueses como garantía para préstamos baratos, por lo que cualquier rebaja adicional debería tener un impacto limitado a corto plazo. (Información de Marc Jones; Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)