La preocupación por los derechos humanos empaña el viaje europeo de Putin

domingo 7 de abril de 2013 16:48 CEST
 

* Putin visitará a sus grandes socios, Alemania y Holanda

* Los anfitriones están preocupados por las inspecciones de ONG en Rusia

* Comercio justo en Alemania, acuerdos energéticos en Holanda

Por Steve Gutterman y Alexandra Hudson

MOSCÚ/BERLÍN, 7 abr (Reuters) - Las crecientes preocupaciones de Occidente por el historial de Vladimir Putin en materia de derechos humanos y democracia podrían traducirse en una fría recepción para el presidente ruso en su viaje a Alemania y Holanda, los mayores socios comerciales de Moscú en Europa.

Los países necesitan a Rusia por su energía y como mercado para unas exportaciones que van desde los Volkswagen Touareg a los tulipanes, pero están inquietos sobre la influencia dada al gas y al petróleo y sobre el tratamiento que Putin está empleando con sus rivales y activistas en su nuevo mandato en el Kremlin.

Una oleada de inspecciones estatales a organizaciones de financiación extranjera y no gubernamentales (ONG) en Rusia, incluyendo dos centros de estudio alemanes, ha provocado advertencias desde Berlín y duras críticas de la Unión Europea.

Es probable que las inspecciones, junto con las críticas rusas hacia el rescate financiero orquestado desde Alemania para Chipre y las persistentes diferencias sobre la guerra civil de Siria, debiliten los mensajes optimistas en un viaje destinado a abarcar principalmente el ámbito del comercio.

Putin, quien comenzó el pasado mayo su tercer mandato de seis años como presidente, asistirá el domingo y el lunes a una feria industrial en Hannover con la canciller alemana Angela Merkel, para después viajar a Amsterdam.   Continuación...