Rehn: El gran ahorrador podría sufrir en futuros rescates con la nueva ley

sábado 6 de abril de 2013 15:25 CEST
 

HELSINKI, 6 abr (Reuters) - Los grandes ahorradores podrían verse afectados por la nueva legislación europea si un banco cae en bancarrota, dijo el sábado el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, pero señaló que el modelo de rescate a Chipre había sido excepcional.

"Chipre era un caso especial, pero la futura directiva asume que la responsabilidad del inversor y del titular del depósito se invocará en caso de reestructuración o resolución de un banco", dijo Rehn, comisario económico y monetario europeo, en una entrevista con la cadena nacional finlandesa YLE.

"Pero hay una jerarquía muy clara, primero los accionistas y luego posiblemente las inversiones y depósitos no protegidos. No obstante, el límite de 100.000 euros es sagrado y los depósitos inferiores a esa cantidad siempre estarán seguros".

La Comisión Europea trabaja actualmente en el borrador de una directiva sobre seguridad bancaria que incorporaría el tema de la responsabilidad del inversor en la normativa de los países miembros.

Para conseguir un rescate de 10.000 millones de euros de la UE y el FMI el mes pasado, Chipre tuvo que aplicar fuertes quitas a los titulares de depósitos más ricos. Inicialmente, se había comprometido a introducir una tasa para depósitos inferiores a 100.000 euros -supuestamente protegidos con garantías estatales- antes de dar marcha atrás ante la generalizada protesta ciudadana.

Rehn también dijo que el Banco Central Europeo debería lanzar nuevas medidas para impulsar una economía de la zona euro lastrada por la recesión.

El presidente del BCE, Mario Draghi, abrió en la rueda de prensa del pasado jueves la puerta a rebajas de tipos y a la adopción de nuevas medidas no convencionales. A diferencia de las tradicionales como las que se aplican sobre el nivel del precio del dinero, las no convencionales incluyen recompras de bonos soberanos u operaciones de financiación como las dos subastas de préstamos ultrabaratos a tres años que hizo hace más de un año.

Rehn dijo que los altos costes de financiación de las empresas, especialmente en el sur de Europa, son ahora mismo un gran problema.

"Por lo tanto, las palabras del BCE del jueves sobre medidas convencionales y no convencionales son muy importantes porque el BCE podría tener el papel de hacer la situación más llevadera", dijo Rehn. (Información de Jussi Rosendahl, traducción de Jose Elías Rodríguez)