Los inversores desconfiados del rescate a Chipre, temen que lo peor está por venir

sábado 30 de marzo de 2013 12:27 CET
 

Por Mike Dolan

LONDRES, 30 mar (Reuters) - Los mercados financieros reaccionaron con calma a los vaivenes del rescate de Chipre en la última quincena, aunque muchos inversores temen que las consecuencias económicas aún están por venir.

Han optado por vender activos europeos, en lugar de una precipitada carrera global en busca de seguridad que podría generar preocupaciones por una ruptura de la zona euro.

Los precios de las acciones de las empresas líderes y de los bancos de la zona euro , los bonos de los bancos regionales y el tipo de cambio del euro han caído marcadamente esta semana si bien los papeles en Wall Street tocaron un máximo histórico.

Datos divulgados el viernes por EPFR, que realiza seguimiento de fondos, mostraron que las acciones, bonos y el mercado de dinero de Europa tuvieron fuertes cancelaciones esta semana, aún cuando los inversores continuaban yendo hacia los fondos de capital de Japón y de Estados Unidos.

El rescate de 10.000 millones de euros de Chipre evitó una inmediata debacle financiera que podría haber hecho estremecerse a los mercados financieros al estilo de Lehman Brothers.

Pero vino con el cierre forzado del segundo banco más grande de la isla y una redada a los depósitos bancarios mayores de 100.000 euros, que obligó a los grandes depositantes a formar parte del rescate.

Los inversores globales temen que los precedentes establecidos en el desordenado rescate afectarán la financiación bancaria afectando a las empresas y a la frágil economía regional y demorará cualquier recuperación.

Ben Bennett, estratega en el administrador de fondos británicos Legal and General Asset Management describió el escenario de temor por los depósitos, la solvencia bancaria y la recesión como un "pánico lento".   Continuación...