Arabia Saudí podría tratar de acabar con el anonimato en Twitter

sábado 30 de marzo de 2013 13:16 CET
 

RIAD, 30 mar (Reuters) - Arabia Saudí podría intentar acabar con el anonimato de los usuarios de Twitter limitando el acceso a la página web a las personas que se registren con su documento de identificación, según informó el diario Arab News el sábado.

La semana pasada, los medios locales informaron de que el Gobierno había pedido a las empresas de telecomunicaciones que buscaran formas para poder rastrear o bloquear servicios de telefonía en Internet para móviles como Skype.

Twitter es muy popular entre los saudíes y ha fomentado un amplio debate sobre cuestiones que van desde la religión a la política en un país en el que este tipo de discusiones públicas han sido considerados en el mejor de los casos indecorosas y en ocasiones ilegales.

A comienzos de mes, una portavoz de seguridad del Ministerio de Interior saudí describió las redes sociales, particularmente Twitter, como una herramienta usada por extremistas que tratan de provocar inestabilidad social.

El gran muftí del país, el principal clérigo de Arabia Saudí, describió la semana pasada a los usuarios de la página de microblogs como "payasos" que malgastan el tiempo con discusiones frívolas y hasta nocivas, según informaron periódicos locales.

"Una fuente (del regulador) describió la iniciativa como un resultado natural tras el éxito en la implantación de su decisión de añadir un número de identificación de usuario para poder recargar el saldo del teléfono móvil", informó Arab News.

Esto no supondría necesariamente que la identidad de los usuarios fuera visible para el resto de usuarios de la web, pero sí que permitiría al Gobierno saudí rastrear los tuits de usuarios de su país.

El diario, escrito en inglés, y hermano del periódico árabe de propiedad saudí Asharq al-Awsat, no dio explicaciones sobre cómo podrían las autoridades restringir la publicación de tuits. Ambos periódicos pertenecen a un grupo editorial propiedad de la familia real y son gestionados por el hermano del príncipe heredero Salman. (Información de Angus McDowall; Traducido por Pablo Rodero)